Por Anders Hagstrom

Un proyecto de ley que aprobó el Senado del estado de California y que se presentará al pleno podría penar con cárcel a cualquiera que se niegue a usar el pronombre preferido por personas transgénero.

Actualmente, la ley está limitada a los hogares de ancianos y centros de cuidado intermedio, pero si se aprueba, los que “voluntaria y repetidamente” se niegan a usar el nombre o los pronombres preferidos por transexuales” podrían recibir una multa de $ 1,000 y hasta un año en prisión, según el código de salud y seguridad de California. El senado estatal aprobó el proyecto de ley 26-12 a finales de mayo. Desde entonces, el Comité Judicial de la Asamblea recomendó el proyecto de ley por unanimidad y el miércoles la Asamblea General celebró su primera audiencia sobre la legislación.

“¿Cómo puedes creer en la libertad de expresión, y creer que el gobierno puede obligar a la gente a usar ciertos pronombres al referirse a otras personas?”, Declaró en julio Greg Burt, del Consejo de Familia de California. “Esto no es tolerancia. Esto no es amor. Esto no es respeto mutuo. La verdadera tolerancia tolera a personas con opiniones diferentes. Tenemos que tratar a los demás con respeto, pero el respeto es una vía de doble sentido. No es respetuoso amenazar a las personas con castigarlas por tener verdaderas creencias que difieren de las suyas”.

Titulada la “Ley de derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales residentes de instituciones de cuidado extendido” La legislación también requiere que los hogares de ancianos y centros de cuidado permitan que los residentes usen el baño de su elección, sin importar el sexo biológico. El autor del proyecto, senador estatal Scott Weiner, argumenta que las opiniones religiosas no tienen peso en las áreas públicas.

“Todo el mundo tiene derecho a su punto de vista religioso”, dijo Weiner. “Pero cuando entras a un espacio público, cuando diriges una institución, estás en un lugar de trabajo, estás en un entorno civil y tienes que seguir la ley”.

Los expertos sostienen que es “bastante improbable que, si se promulga esta ley, tales prohibiciones se limitarían solamente a este escenario [de asilo de ancianos]”, dijo a National Review el estudioso de la Primera Enmienda de la UCLA, Eugene Volokh quien especula que los legisladores optaron por aplicar el proyecto de ley a los hogares de ancianos, no porque exista una sobreabundancia de personas de la tercera edad transgénero en el estado, sino porque es probable que el grupo demográfico gane simpatías.

El proyecto de ley es una de varias leyes de discriminación de género que se presentaron al Congreso de California estos últimos meses. El Congreso también está considerando como obligatorio los programas de formación transgénero para las empresas con más de 50 empleados, informó CBS Sacramento.

Si bien esa legislación no castiga a quienes se niegan a usar pronombres de identidad de género, sí afirma el derecho de las personas transexuales a ser llamadas según lo que desean.

Ambos proyectos de ley aguardan la decisión del Congreso.

Fuente: http://dailycaller.com/2017/08/25/california-could-start-jailing-people-who-dont-use-transgender-pronouns/?utm_campaign=thedcmainpage&utm_source=Facebook&utm_medium=Social

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe