La Corte Suprema del país ha desestimado dos impugnaciones judiciales contra la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte.

El Juez O’Hara rechazó ambos casos, insistiendo en que la prohibición no violaba los derechos de las parejas LGBT en la región, agregando que correspondía a la asamblea de Stormont el reglamentar la decisión de política social en Irlanda del Norte.

Mientras que el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en la República Irlandesa, Inglaterra, Escocia y Gales, las parejas homosexuales aún tienen prohibido casarse en Irlanda del Norte, donde sigue siendo un tema de división.

“No es difícil entender cómo los gays y lesbianas que han sufrido discriminación, rechazo y exclusión sienten tan fuerte carga por la vigencia en Irlanda del Norte del impedimento al matrimonio entre personas del mismo sexo”, dijo O’Hara cuando pronunció su Veredicto en Belfast.

Luego añadió: “El veredicto que tengo que pronunciar no se basa en política social sino en la ley”.

Anteriormente los miembros de la Asamblea de Irlanda del Norte han votado cinco veces sobre si introducir el matrimonio entre personas del mismo sexo en la región, pero la moción ha sido bloqueada por el Partido Unionista Democrático (DUP) – el partido en el que la primera ministra Theresa May está confiando para ser mayoría parlamentaria luego del resultado de las elecciones nacionales no concluyentes en junio.

Arlene Foster, la líder del DUP, ha prometido seguir bloqueando cualquier intento de matrimonio entre personas del mismo sexo en Stormont, a pesar del apoyo de la mayoría a la legislación.

“No me importa lo que la gente argumente en términos de su sexualidad, eso no es relevante para mí – se convierte en relevante para mí cuando la gente trata de redefinir el matrimonio”, dijo la Sra. Foster a principios de este año.

El juez de Belfast oyó los casos en conjunto debido a las similitudes de los argumentos legales.

El primero de ellos -que se conoce como Petición X por orden de anonimato- involucró a dos hombres que se casaron en Londres en 2014 e intentaron conseguir que su unión fuera reconocida en Irlanda del Norte.

Su matrimonio fue cambiado a sociedad civil cuando se trasladaron a Irlanda del Norte.

En el segundo caso, dos parejas en sociedad civil – Grainne Close y Shannon Sickles y Chris y Henry Flanagan-Kane – argumentaron que la prohibición viola sus derechos humanos.

Ambas parejas fueron, respectivamente, la primera y segunda del Reino Unido en entrar en una sociedad civil luego de que Irlanda del Norte se convirtiera en la primera región del Reino Unido en hacer que dicha opción esté disponible en diciembre de 2005.

Ellos llevaron un caso contra el Departamento de Finanzas y Personal de Stormont, que regula las leyes matrimoniales de la región, alegando que la prohibición infringe los derechos al matrimonio y a una vida familiar bajo la Convención Europea de Derechos Humanos.

 

Fuente: http://www.independent.co.uk/news/uk/home-news/northern-ireland-same-sex-marriage-not-recognise-legal-belfast-high-court-lgbt-rights-gay-lesbian-a7898531.html

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe