El Dr. Michael New es profesor de la Universidad Ave Maria y también ex profesor de ciencias políticas en la Universidad de Michigan-Dearborn. Tiene un doctorado de la Universidad de Stanford y es miembro del Instituto Witherspoon en Princeton, Nueva Jersey.

Recientemente en un artículo publicado en LifeNews ha criticado el hecho de que en este verano los principales medios de comunicación han lanzado un sin número de críticas en la administración Trump por recortar fondos para el Programa Prevención del Embarazo de Adolescentes (TPP). Este programa comenzó durante la administración de Obama y es financiado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Por medio del programa se otorgan subvenciones federales a los programas locales de prevención de embarazo en adolescentes que hacen hincapié en el uso de anticonceptivos en lugar de la abstinencia de la actividad sexual para adolescentes. Una creciente cantidad de medios de comunicación, incluyendo Los Angeles Times , el St. Louis Post-Dispatch , The Independent , NPR y Forbes- han criticado las medidas de la administración Trump de recortar fondos para este tipo de programas.

A pesar de que estas medidas han generado una creciente indignación, los medios han silenciado el hecho de que la mayoría de los proyectos financiados por el programa TPP son ineficaces.

La Oficina de Salud de los Adolescentes ha publicado dos informes de evaluación de los resultados de las subvenciones del programa de PPT. Varios de los 38 programas que estos informes estudiaron habían obtenido algunos resultados a corto plazo, pero solo tres de esos programas informaron reducciones a largo plazo en cuanto a la incidencia de relaciones sexuales sin uso de preservativos.

Del mismo modo, solo un programa informó una reducción a largo plazo en las tasas generales de la actividad sexual adolescente. Casi todas las evaluaciones no encontraron ninguna diferencia a largo plazo en la actividad sexual, uso de anticonceptivos o tasas de embarazo entre los estudiantes que se matricularon en estos programas y los estudiantes en los grupos de control.

Estimular a los adolescentes a fornicar empeora la situación

Esto no debería sorprender a nadie. Hay importantes investigaciones que han encontrado que estimular a los adolescentes a utilizar métodos anticonceptivos para reducir la tasa de embarazo adolescente en el mejor casos es ineficaz, y en el peor es contraproducente.

En el año 2016, un par de economistas de la Universidad de Notre Dame descubrieron que los programas de distribución de condones en las escuelas secundarias de los años 1990 dieron como resultado tasas de embarazo más altas entre los adolescentes. Este verano, dos economistas británicos publicaron un artículo en la Revista de Economía de la Salud encontrando que los recortes recientes a los programas de educación sexual y anticoncepción en Gran Bretaña en realidad llevaron a reducciones en las tasas de embarazo entre adolescentes.

Este tipo de evidencia ha sido ignorada por los medios que sin embargo han preferido criticar agudamente la administración de Trump por esto. Es desafortunado, si no sorprende, que los medios de comunicación parezcan desinteresados ​​en cualquier investigación científica creíble que plantee dudas sobre la eficacia de los programas de anticoncepción.

Fuente: http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=30177

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe