Ejecutivas denuncian la actitud intolerante de Google

Uno de los motivos alegados por Google para justificar el despido de James Damore, titulado en Biología Molecular, es que sus afirmaciones -hechas a partir de lo que la ciencia demuestra sobre las diferencias biológicas entre ambos sexos- podían resultar ofensivas para las mujeres. Sin embargo, famosas ejecutivas estadounidenses no opinan como Google y han rechazado el despido de Damore. The Daily Signal ha publicado las declaraciones de algunas de ellas, que reproduzco a continuación por su interés:

  • Heather Mac Donald, periodista y coeditora del New York’s City Journal, ha declarado: La intolerancia de Google para la investigación científica es un mal augurio para la competitividad a largo plazo de Estados Unidos. Así mismo, señala: “El memorándum de Damore fue un análisis razonado y cuidadoso del conocimiento emergente de las diferencias de género, así como un llamamiento pensativo para una reevaluación de la cultura política monolítica de Google. Y sin embargo, como el expresidente de Harvard, Larry Summers, ha perdido su trabajo porque se atrevió a desafiar la narrativa dominante sobre la igualdad absoluta de género en todas las competencias cognitivas y orientación emocional.”
  • Carrie Lukas, presidenta del Independent Women’s Forum, ha señalado: “Este es otro triste ejemplo del miedo de mucha gente -y compañías, organizaciones e incluso colegios- a una verdadera discusión de ideas“. Y ha añadido: “Este empleado ofreció una perspectiva reflexiva y completamente defendible sobre un tema que necesita un debate honesto y tristemente fue castigado por ello.”
  • Christina Hoff Sommers, conocida feminista y académica residente en el American Enterprise Institute, ha afirmado: Google ha excomulgado a James Damore por crímenes contra el estado policial rosa. El memorándum de Damore era incómodo, pero cívico y en su mayoría razonable. Las mujeres que estaban en desacuerdo tenían la libertad de devolver una respuesta, o mejor aún, desafiarlo a un debate. En su lugar, se produjo un pánico moral.” Además, añade: Google afirma acoger la diversidad de puntos de vista, siempre y cuando esos puntos de vista estén de acuerdo con los propios“.
  • Penny Nance, presidenta y directora ejecutiva de Concerned Women for America (la mayor organización de mujeres de EEUU), ha advertido: “Me sorprende que Google lo despidiese… porque creo que es ilegal”. Ha explicado así el motivo: “La sentencia del Tribunal Supremo Rutan contra el Partido Republicano de Illinois en 1990 dijo específicamente que la discriminación de puntos de vista es ilegal para propósitos de empleo. Y por otra parte no creo que estén haciendo favores a las mujeres.”

El ingeniero despedido demandará a Google por coacción

Ayer James Damore anunció que demandará a Google por coacción, alegando que la compañía estadounidense le había “tergiversado y avergonzado con el fin de silenciar sus quejas”. Pero no es la única demanda que se prepara contra el gigante tecnológico.

60 empleadas y exempleadas se plantean demandar a Google por discriminación

Después de despedir al joven ingeniero por contradecir la ideología de género, ayer The Guardian daba a conocer que más de 60 empleadas y exempleadas de Google están considerando llevar a la empresa ante los tribunales por pagar menos a mujeres con iguales cualificaciones y posiciones comparables que sus compañeros. Las demandante consideran que en dicha compañía existe una “cultura hostil a las mujeres”. Un anuncio que, cuanto menos, deja en mal lugar a una empresa que tanto presume de igualitarismo. Lo más sorprendente es que un portavoz de Google, citado por el diario británico, menospreció a las demandantes señalando que “sesenta personas son un tamaño de muestra muy pequeño” y alegando que “siempre habrá diferencias en el salario basado en la ubicación, el rol y el desempeño, pero el proceso es ciego al género”. Sin embargo, The Guardian recuerda que en abril el Departamento de Trabajo de EEUU acusó a Google de discriminaciones “extremas” a las mujeres: “Encontramos disparidades de compensación sistémicas contra las mujeres en casi toda la fuerza laboral”, declaró Janette Wipper, directora regional de Departamento de Trabajo, en un juicio en San Francisco.

El ‘escalofriante’ y ‘muy extremo’ silencio que impone Google a sus empleados

A pesar de que Google es un contratista federal -lo que implica que debe permitir que el Departamento de Trabajo inspeccione y copie los registros y la información sobre su cumplimiento de las leyes de igualdad-, la compañía se negó repetidamente a entregar los datos requeridos en cumplimiento de sus obligaciones contractuales con el gobierno, lo que motivó una demanda ante un tribunal federal. En julio el Departamento de Trabajo señaló que los estrictos contratos de confidencialidad de Google desalientan a sus empleados a comunicar casos de discriminación al gobierno, hasta un punto que los funcionarios federales calificaron de “escalofriante” y “muy extremo”. Según esos funcionarios, los empleados de Google han estado sujetos a políticas de confidencialidad demasiado amplias e ilegales y a mensajes amenazadores de gerentes que les han conminado a permanecer en silencio sobre las malas acciones de la empresa.

Fuente: http://www.outono.net/elentir/2017/08/10/la-escalofriante-situacion-laboral-que-google-oculta-tras-su-fachada-igualitaria/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe