El doctor Paul R. McHugh, profesor distinguido de Psiquiatría de la Universidad Johns Hopkins y ex psiquiatra jefe del Hospital del mismo nombre, ha sido muy claro a la hora de hablar sobre el movimiento transgénero, que con tanta fuerza ha calado entre el argumentario de la izquierda política, mediática y cultural a nivel mundial: “Hay que ser honestos”, ha dicho, “la idea de que el sexo es un sentimiento, no un hecho biológico, ha impregnado nuestra cultura y está dejando víctimas a su paso. La disforia de género debe tratarse con psicoterapia, no con cirugía “.

Según explica Paul R. McHugh en un artículo publicado a través de “The Witherspoon Institute”, las personas transgénero “se convierten en hombres feminizados o mujeres masculinizadas, imitando al sexo con el que se identifican”. En opinión de quien fuera psiquiatra jefe en el Hospital Johns Hopkins durante 26 años, el instituto médico que inicialmente fue pionero en la cirugía de cambio de sexo -y luego cesó la práctica-, el “meme cultural o la idea de que el género es una cuestión de elección es extremadamente perjudicial, especialmente para los jóvenes”.

Paul R. McHugh explica que el deseo de cambiar de sexo viene dado por una condición psiquiátrica y no por un accidente de nacimiento. “La disforia de género – el término psiquiátrico oficial que se utiliza cuando una persona se siente del sexo opuesto – se encudra dentro de la familia de creencias desordenadas sobre el propio cuerpo, junto a enfermedades como la anorexia nerviosa o el trastorno dismórfico corporal”. El tratamiento de este desorden, explica el psiquiatra, “no debe realizarse con cirugía,  de la misma manera que el tratamiento de un paciente con obesidad no debe hacerse, salvo casos extremos, con liposucción”.

En opinión de este psiquiatra norteamericano, uno de los más prestigiosos de Estados Unidos, “lo más trágico de esta tendencia es las consecuencias de su aplicación, pues después del inmenso dolor y las dificultades de la transición, un alto porcentaje de personas transgénero retoma su sexo biológico”.

Y añade: “No resulta fácil ni sabio vivir con una vestimenta sexual falsa. El seguimiento más completo de las personas reasignadas por el sexo, que se extiende por un periodo de más de 30 años y que se lleva a cabo en Suecia, donde la cultura apoya con fuerza a los transexuales, documenta la inquietud mental de éstos durante toda su vida. De 10 a 15 años después de la reasignación quirúrgica, la tasa de suicidio de los que se sometieron a la cirugía se multiplicó por 20. Y es que, como decía un anuncio publicitario de los años setenta, no es agradable engañar a la madre naturaleza”.

Fuente: http://latribunadelpaisvasco.com/not/7003/el-principal-psiquiatra-de-la-universidad-johns-hopkins-asegura-que-el-transgenero-es-un-transtorno-mental

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe