La ideología de género afirma que el sexo biológico es poco menos que un accesorio y que lo verdaderamente importante para definir a un ser humano son sus sentimientos y percepciones, de allí que esta ideología considere “normal” nacer hombre pero “sentirse” mujer, como le ocurrió a Jazz. Desde pequeño se reafirmó como una niña y sus padres lo aceptaron.

A pesar de que Jazz fue diagnosticado oficialmente por los doctores con Trastorno de Disforia de Género, sus padres decidieron ignorarlo y más bien hacerle caso a su niño de apenas 5 años, que por ley no podía tener un permiso de conducir o comprar alcohol pero que sí podía decidir a su corta edad que “nació en el cuerpo equivocado”, supongo que un pequeño de 5 años sabe mucho mejor lo que le conviene que sus padres quienes se supone, son los adultos.

Con ayuda de los especialistas que basan su práctica no en la ciencia, sino en la ideología de género, los padres de Jazz comenzaron a aplicarle hormonas femeninas a su hijo a muy temprana edad para así empezar a fabricarle artificialmente un cuerpo de “mujer”.

La corta vida de Jazz ha transcurrido en medio de inyecciones de hormonas femeninas, el activismo LGTB y la fama. Su historia se hizo mundialmente conocida gracias al canal Discovery que transmite la serie de tele realidad sobre la vida de esta niña trans bajo el título de “Soy Jazz”.

Pagando las consecuencias

Jazz Jennings que pasa actualmente por su etapa adolescente, 15 o 16 años, ha decidido operarse para cambiar su sexo pero recientemente confesó en una entrevista para el programa People TV, que no le es posible, pues el hecho de haber comenzado a inyectarse hormonas femeninas desde su niñez ha hecho que su pene no haya crecido y hoy sea una adolescente transgénero con el pene de un niño pequeño, lo que no le permite a los cirujanos tener suficiente material en su órgano para realizar la cirugía y convertir su miembro masculino en una vagina prefabricada.

Durante la entrevista Jazz parece muy optimista, afirma que seguirá discutiendo con los doctores sobre su cirugía de cambio de sexo y todo este proceso lo podrán ver los televidentes en su serie del canal Discovery.

Absolutamente nadie ha tomado en cuenta las terribles consecuencias de la terapia hormonal a la que son sometidos los niños con disforia de género. La falta de crecimiento de un pene es lo menos riesgoso, ya que otros efectos secundarios son mucho más graves, y entre ellos se encuentran: Cancer de mama, osteoporosis, retraso del crecimiento, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

En mi opinión, es aterradora la ceguera que ha ocasionado la Ideología de Género en los que se han dejado adoctrinar. Ni los entrevistadores de People TV, ni los médicos de Jazz que aparecen en el programa de Discovery, ni sus padres, ni absolutamente nadie ha tomado en cuenta las terribles consecuencias de la terapia hormonal a la que son sometidos los niños con Disforia de Género. La falta de crecimiento de un pene es lo menos riesgoso, ya que otros efectos secundarios son mucho más graves, y entre ellos se encuentran: Cancer de mama, osteoporosis, retraso del crecimiento, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Los más interesados en engañar a la humanidad diciendo que la disforia de género no es un trastorno psicológico y que ser transexual es algo tan normal y natural como la lluvia, son los lobbies de la Industria farmacéutica, un cliente trans es un cliente de por vida que le generará millones a los laboratorios, hospitales, doctores y farmacias, esta cadena farmacéutica ha encontrado en la población trans y en la ideología de género, su mina de oro, pero y las consecuencias fatales para los niños que se hormonan dónde quedan?…y la ética?..bien, gracias.

Fuente: http://www.karolita.net/jazz-jennings-nina-transgenero-sufre-las-consecuencias-de-hormonarse/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe