Uno de los problemas que pueden enfrentar los matrimonios es el hecho de no poder tener hijos. Como solución, muchos optan por diversos métodos, uno de ellos es alquilar un vientre,  como esta pareja estadounidense. Andrea Ott-Dahl decidió ser la madre sustituta. Su acto fue totalmente desinteresado, pues era amiga de la pareja y sólo quería brindarles alegría.

FacebookNo fue nada fácil lograr que Andrea quedara embarazada, pero después de varias semanas, el embrión fue implantado exitosamente. Tanto Andrea como la pareja estaban muy felices, sin embargo, su alegría se vino abajo cuando los médicos hicieron un ultrasonido.

Era la primera ecografía y los médicos señalaron algunas problemas en el desarrollo del bebé. La noticia que nadie veía venir es que la niña tenía síndrome de Down. La pareja y Andrea quedaron aún más impactados cuando también les comentaron que había una leve posibilidad de que la bebé también naciera ciega, sorda o con autismo.

FacebookLos médicos hablaron con mucha honestidad sobre la situación y recomendaron interrumpir el embarazo, ya que algunos creían que no sobreviviría el primer mes de nacida. Tras esta advertencia, los padres biológicos tomaron una importante decisión: ellos no querían tener problemas con el futuro del bebé así que tomaron en cuenta lo que dijeron los especialistas y le dijeron a Andrea que concluyera el embarazo. Pero Andrea quería darle una oportunidad a la niña.

FacebookLa madre de alquiler decidió dar a luz y quedarse con la bebé. A pesar de las supervisiones médicas, tratamientos, y precauciones, la salud de la niña seguía en peligro. Finalmente nació Delaney. En las primeras semanas, Delaney estuvo conectada a múltiples aparatos y fue sometida a diversas cirugías, pero ella era una verdadera guerrera aferrándose a la vida.

Las operaciones fueron exitosas y después de algunos meses, Andrea pudo llevar a su bebé a su nueva casa. Su recuperación fue increíblemente rápida y para sorpresa de los médicos, ha tenido un desarrollo prácticamente normal.

FacebookElla pasa el tiempo con sus hermanos mayores, jugando, descansando o escuchando las historias que le relata Andrea o su abuelo. Dalaney es una niña feliz y podemos estar seguros que cuando crezca y su madre le cuente su historia, el amor que le tiene a Andrea será más inmenso.

Facebook

Fuente: https://perfecto.guru/rsmae-auanm-madre-sustituta-adopta-bebe-down/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe