Organizaciones provida y defensores de la familia en Estados Unidos -entre las que se encuentran Family Watch International y American College of Pediatricians, entre otras-, han presentado una demanda federal contra las organizaciones LGTBI que “han difundido mentiras sobre las terapias dirigidas a eliminar la atracción no deseada hacia el mismo sexo”.

El pasado mes de julio, los cuatro grupos representados en la Asamblea de Madrid aprobaron por unanimidad la conocida como Ley de Protección Integral contra la Discriminación por Diversidad Sexual y de Género. Dicha normativa -propuesta por el Partido Popular de Cristina Cifuentes-, incluye, entre otras medidas, la prohibición de las terapias de conversión de orientación sexual e identidad de género, y determina que estas terapias no deben ser “aplicadas en ningún caso”.

En este sentido, la ley establece que se penalizará “toda intervención médica, psiquiátrica, psicológica, religiosa o de cualquier otra índole que persiga la modificación de la orientación sexual o de la identidad de género de una persona”.

A pesar de que en Estados Unidos todavía no se han prohibido, asociaciones del colectivo LGTBI -como el Southern Poverty Law Center o el National Center for Lesbian Rights-, han emprendido desde hace años una campaña en contra de aquellos médicos y centros que ofrecen este tipo de terapias.

Por ello, ocho organizaciones provida y defensoras de la familia de Estados Unidos -entre las que se encuentran Family Watch International, American College of Pediatricians y Center for Family and Human Rights, entre otras-, han presentado una demanda federal contra las organizaciones LGTBI que, según la demanda, “han difundido mentiras sobre las terapias dirigidas a eliminar la atracción no deseada hacia el mismo sexo”.

Las organizaciones que luchan contra la imposición de la ideología de género tienen el objetivo de “detener la información errónea y engañosa” que el colectivo LGTBI ha difundido en “campañas perjudiciales, peligrosas, falsas y engañosas para mentir y confundir”, con el objetivo de “acabar con los terapeutas que están ayudando a pacientes angustiados por la atracción no deseada del mismo sexo y la confusión de la identidad de género”.

La denuncia -que cuenta con el apoyo de 20.000 médicos y especialistas, miles de ciudadanos y las principales organizaciones provida del país-, insta a la Comisión Federal de Comercio -una agencia independiente del gobierno de los Estados Unidos que promueve los derechos de los consumidores y la eliminación y prevención de prácticas que atentan contra la libre competencia- a que “revise las campañas de odio del colectivo LGTB” y les prohíba seguir difamando el trabajo de quien ofrece estas terapias.

En el documento presentado ante la Comisión Federal de Comercio, esta coalición de asociaciones desmonta los argumentos defendidos por el colectivo LGTB con numerosos estudios científicos. Desde un punto de vista médico, estas organizaciones luchan en contra las falsas acusaciones que “perpetúan la falsa y engañosa impresión de que la orientación sexual es inmutable como el color de la piel” al tiempo que defienden que “las personas que experimentan la atracción al mismo sexo y la variación de género tienen derecho a saber la verdad sobre el cambio”.

Fuente: https://infovaticana.com/2017/06/01/acoso-del-lobby-gay-quienes-optan-la-heterosexualidad/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe