El Estado de Connecticut (Estados Unidos) ya es el séptimo estado en la nación en prohibir la terapia pro-heterosexual para menores de edad, después de que ningún republicano (o demócrata) en el senado estatal votara en contra del proyecto de ley, que el gobernador Dannel Malloy firmó en ley, según informa LifeSiteNews.

El gobernador demócrata Malloy ha firmado con entusiasmo la ley de “prohibición de la terapia de conversión”. El proyecto de ley, SB 6695, “prohíbe a los proveedores de atención médica o cualquier otra persona involucrada en tratamientos médicos proporcionar terapia de conversión”, término habitualmente empleado por el lobby LGBTI para denigrar la terapia pro-heterosexual.

Según el gobernador Malloy el texto aprobado está avalado por la ciencia. “Somos una sociedad donde hay muchos jugadores diferentes y no debemos tratar de hacer que todo el mundo sea como nosotros” señaló.

“Debemos reconocer que algunas personas no son simplemente como nosotros, pero eso no las hace malas y ciertamente no las hace enfermas mentales, y nadie las someterá a terapias que sabemos que no funcionan y que no están apoyados por la ciencia”, afirmó.

Histeria y prisas

De esta forma el Senado de Connecticut aprobó por 36 votos a favor y ninguno en contra el proyecto de ley (la Cámara estatal votó 141 a favor y 8 en contra para aprobarlo).

Claro que hay quien no está de acuerdo con la medida. Un exhomosexual, Greg Quinlan, ha calificado de “histeria” la prisa que los demócratas se han dado en prohibir la “terapia heterosexual”.

“No hay evidencia real de que la terapia reparativa haga daño”, señaló Quinlan, fundador y presidente de las Garden State Families, añadiendo que las demandas de los activistas LGBTI de coerción terapéutica son infundadas. “No hay electroshock, no hay IVs para inducir el vómito. Es terapia conversacional, como cualquier otra terapia”.

“Los políticos de Connecticut han sucumbido a las mentiras de la agenda homosexual, están complaciendo a la izquierda política homosexual, las víctimas de abusos homosexuales han sido “violadas de nuevo”, remarcó Doyle.

Otro exgay, Christopher Doyle, un terapeuta licenciado y co-coordinador del Grupo de Trabajo Nacional para la Igualdad Terapéutica, dijo que los legisladores de Connecticut efectivamente “revictimizaron” a los menores abusados sexualmente al haber aprobado esta ley.

“Mientras los activistas gay continúan obteniendo victorias en estados demócratas como Connecticut, los que están perdiendo son los jóvenes vulnerables que están confundidos acerca de su identidad sexual, algunos debido a haber sufrido un abuso sexual”, dijo Doyle, que ha luchado contra las prohibiciones liberales contra la terapia reparadora en todo el país.

Un reciente análisis en la revista The New Atlantis elaborado por los psiquiatras Lawrence Mayer, Ph.D y Paul McHugh ha encontrado que “en comparación con los heterosexuales, los no heterosexuales son aproximadamente dos o tres veces más propensos de haber sufrido abusos sexuales infantiles”.

“En lugar de proteger los derechos de los menores, estos políticos están cubriendo sus bolsillos con sobornos políticos de activistas homosexuales. ¡Vergüenza debería darles!”, declaró Doyle.

De esta manera Connecticut se ha convertido en el séptimo estado en prohibir la terapia pro-heterosexual para menores de edad, después de California, Vermont, Illinois, Nueva Jersey, Nuevo México y el Distrito de Columbia.

Fuente: http://www.actuall.com/familia/connecticut-septimo-estado-eeuu-prohibe-la-terapia-menores-atracciones-gays-no-deseadas/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe