En el marco del periodo ordinario de sesiones del Parlamento Andino, llevado a cabo del 09 al 11 de mayo en la sede, ciudad de Bogotá Colombia se debatió, entre otros temas, el “Marco normativo Andino para la Protección de los Adultos Mayores”. La redacción de dicho instrumento fue elaborada por la FIAPAM (Federación Iberoamericana de Asociaciones de Personas Adultas Mayores), los investigadores del Parlamento Andino, y puesta a consideración de los parlamentarios andinos.

El documento no hubiera llamado poderosamente la atención si no se hubiera advertido que en el Art 4, Inciso n), referido a las “DEFINICIONES”, la vejez estuvo formulada de la siguiente manera:

“vejez. Construcción social de la última etapa del curso de vida”.

En primera votación, el día 09 de mayo, se votó por que quede prescrito el texto original, pese a que hubo una observación, que al menos mencionaba a la vejez como etapa biológica. (Véase en la imagen, el texto optativo, escrito en rojo)

Pero no fue sino hasta la segunda votación, el día 10 de mayo, que el vicepresidente por el Perú, ante el Parlamento Andino, Rolando Sousa (Fuerza Popular), junto a parlamentarios de Colombia y Chile, solicitó la reconsideración del mencionado artículo.

Rolando Sousa, en uso de la palabra y, en medio de un discurso reflexivo, expresó:

“(…) Señora Presidente, decir en el Art 4, inciso n) que la vejez es una construcción social, repito, la vejez es una construcción social, (…) contradice lo que la ciencia ha establecido sobre nuestras etapas biológicas, que son: la etapa prenatal, infancia, niñez, adolescencia, juventud, adultez, ancianidad (…) Sugiero, apelando al sentido común, que nos sirvamos modificar el texto del Art 4 inciso n) del marco, para que quede redactado, de la siguiente manera: Vejez. Última etapa biológica del ser humano. Senectud.”

Luego del breve discurso, se sometió a votación el nuevo texto, el cual fue aprobado por la mayoría de los parlamentarios presentes.

De esta forma, el Perú ratifica una vez más su liderazgo en el mantenimiento de una coherente racionalidad jurídica y normativa que evite tergiversaciones ideológicas en los países de la región, y en la defensa de su identidad y principios comunes.

 

EL DISCURSO.

Por su importancia y claridad, reproducimos a continuación el discurso completo del Parlamentario Andino Rolando Sousa en esta histórica reunión:

 

Señora Presidenta:

Me permito solicitar la reconsideración del texto del Art 4, inc n del marco normativo, que en el capítulo II, sobre “Definiciones y principios”, dice de la vejez lo siguiente:

“n. Vejez. Construcción social de la última etapa del curso de vida”.

Solicito la reconsideración en merito a los siguientes fundamentos.

El constructivismo social, sostiene que el ser humano es producto de la cultura, mas allá de lo que las ciencias naturales, como la biología, determina de nuestro propio organismo.

De manera que por ejemplo, quien le habla no es hombre, porque biológicamente tenga un sexo definido antes de nacer, (una conformación cromosómica), si no que soy producto de lo que el “mandato social” me impone.

Esto me hace recordar una máxima de la feminista francesa Simone de Beauvior, cuando dijo que la mujer no nace, la mujer se hace. Textualmente “No se nace mujer, se llega a serlo”. La biología viene a constituirse de esta manera, en enemiga de la cultura, para ser considerada “determinismo biológico”, según la concepción socialista, progresista, en su mayoría.

No todas las mujeres tienen el mismo proyecto de vida, y la señora De Beauvoir, ícono del feminismo, dijo alguna vez que el feto era un parásito que explotaba a su madre, expresión que dejó en evidencia su claro rechazo a la maternidad.

Hago este recuento, porque aquí estamos debatiendo sobre derechos humanos, y ya con anterioridad en el marco de violencia contra la mujer (que este Parlamento Andino, aprobó en setiembre del año pasado), debatimos y eliminamos del marco, artículos claramente alineados con una ideología feminista, progresista. Los derechos humanos no están sujetos a ideologías, obedecen a la necesidad de mantener un orden para una convivencia justa y armoniosa.

En el marco de violencia contra la mujer, este fue aprobado sin admitir conceptos ideológicos particulares, como: 1) La imposición de cuotas de género, 2) El concepto feminista de la despatriarcalización, y 3) La inclusión de la orientación sexual y de género, como “bienes jurídicos” que debían ser protegidos los Estados miembros. Esta Plenaria votó en contra de todos estos conceptos.

De tal manera señora Presidente que decir en el Art 4, inciso n) que “la vejez es una construcción social”, repito, “la vejez es una construcción social”, es nuevamente, un concepto ideológico, que contradice lo que la ciencia ha establecido sobre nuestras etapas biológicas: que son la etapa prenatal, infancia, niñez, adolescencia, juventud, adultez, ancianidad.

Señora Presidente, estimados parlamentarios, la ancianidad no se construye, es una etapa de la vida, cosa distinta es hablar de los estados de ánimo, o de las actitudes que muestre una persona frente a su edad, pero todo esto subyace en lo subjetivo.

Por lo cual sugiero, apelando al sentido común, que nos sirvamos modificar el texto del Art 4 inciso n) del marco, para que quede redactado, de la siguiente manera:

Art 4 inc n: “vejez. Última etapa biológica del ser humano. Senectud

Esta fórmula difiere de lo anteriormente propuesta, que fue:

“Vejez. Etapa biológica de la persona de edad, previo a la senescencia”

Debido a que el senescente (De acuerdo a la RAE. Real Academia Espanola) es una persona que comienza a envejecer, por tanto la vejez sería una etapa posterior a la senescencia, y no previa a la senescencia.

Solicito, Señora presidente, se pase al voto de la modificación del Art 4, inciso n)

Gracias.

 

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe