La Manif pour tous lo considera un político anti-familia que piensa antes en el dinero que en el ser humano. Severo juicio. ¿Es así?

Emmanuel Macron, 39 años, líder de En Marcha, socialista light, liberal socialdemócrata, centrista de diseño, casado con su antigua profesora de Instituto, 20 años mayor que él, ha llegado a El Elíseo. ¿Pero como piensa en materia de familia, vida y valores?

Comparte la agenda del Nuevo Orden Mundial de Obama, Hillary Clinton y Naciones Unidas. Está en contra de la familia y a favor de la Ideología de Género.

“Cuando miro la sociedad francesa, veo que no hay un único modelo de familia -señaló recientemente-. Veo parejas casadas y parejas de hecho. Veo padres unidos o separados. Veo familias monoparentales, familias mixtas, familias del mismo sexo. ¿Qué es común en todas ellas? Están unidos por lazos de amor. No soy nadie para relativizar lo que es la fuente de su vida en común”.

A favor de los vientres de alquiler

Además, Macron es partidario de los vientres de alquiler, a pesar de que supone explotación de la mujer y reducir al niño a objeto de compra-venta.

Representa una amenaza para la civilización, dice la Manif por tous

La Manif pour tous pidió el voto contra Macron, porque su programa era “la continuación de una política antifamilia que se ha impuesto en Francia durante cinco años”. “Es abiertamente antifamilia y piensa antes en el dinero que en el ser humano” advierte la organización.

“Maternidad subrogada, el fin de los derechos de los huérfanos, la identidad de género, más impuestos para las familias”, son algunas de las medidas que tomaría Macron y que, para la Manif suponen una amenaza para las familias y a larga para la civilización.

Macron en El Elíseo significa “una transformación de la civilización” que llevaría a “nuevas injusticias y desigualdades para las mujeres y los niños”.

De formación católica, bautizado a los 12 años

Como otros grandes políticos franceses, caso de De Gaulle, Macron se formó en los jesuitas, (en el colegio de La Providence), lo cual le dejó su impronta.

Pero nacido en un hogar laico no se bautizó hasta los 12 años. “Fue una elección personal, ya que mi familia es de tradición más laica”, aseguraba en una entrevista.

Actualmente no practica: “A día de hoy tengo una reflexión permanente sobre la naturaleza de mi propia fe. Mi relación con la espiritualidad sigue alimentando mis pensamientos pero no lo hace como un elemento de reivindicación”.

Defiende la enseñanza del “hecho religioso” en las aulas

 Ha sido criticado por desafiar al tradicional laicismo francés al proponer “la enseñanza sobre el hecho religioso en las escuelas”. Una postura un tanto ambigua porque habla del “hecho religioso”, no de Religión, ni de la enseñanza del catolicismo, que es la religión mayoritaria de la sociedad francesa.

También ha demostrado su inquietud social, como cuando visitó centros de Cáritas asegurando, en alusión al catolicismo del conservador Fillon (Los Republicanos), que “ser católico es defender los derechos de los pobres, no luchar para quitarles los derechos a hombre y mujeres”.

Derechos para todos menos para los más inocentes 

Claro que en esos derechos, Macron no incluye al más indefenso e inocentes: los bebés en el seno materno. Es partidario del aborto y de no modificar la actual ley francesa.

Resulta significativo que el nuevo presidente fuera el candidato del islam: la Gran Mezquita de París pidió el voto para él

Tibio con el islamismo

A diferencia de Le Pen, que proponía el control de las fronteras y de la emigración, singularmente de la musulmana, Macron es mucho más tibio frente al islamismo y cree que el problema puede ser paliado impartiendo formación laicista a los imanes en Francia. 

Resulta significativo que el nuevo presidente fuera el candidato del islam. La Gran Mezquita de París pidió a los musulmanes de que lo votaran en la segunda vuelta de los comicios.

El menos votado por los católicos

 Su posición respecto a la vida y la familia y su ambigüedad ante el islamismo, puede explicar que de los tres candidatos de centro-derecha (excluimos al comunista Melenchon), Macron sea el que menor porcentaje de voto católico concitaba según un estudio de Cevipof, (Centro de Estudios de la vida política francesa), realizado entre 2015 y 2017.

Según este estudio, 47,9 por ciento de los católicos practicantes erigirían a Fillon, 15,9 por ciento a Marine Le Pen y sólo un 10,6 por ciento a Emmanuel Macron.

Fuente: http://www.actuall.com/criterio/democracia/guia-valores-piensa-nuevo-presidente-frances-la-familia-la-vida/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe