Al grito de “ni un aborto más” millares de familias marcharon este sábado 29 de abril desde el Monumento a la Madre hasta la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México para exigir el fin de la “ley del aborto libre” que cumple diez años desde su entrada en vigor.

La movilización es convocada anualmente, desde 2012, por la plataforma ciudadana Pasos por la Vida en alianza con diversas organizaciones provida del país. La primera marcha congregó a 400 personas y esta vez, según los organizadores, participaron más de 13.000 personas.

Este año la marcha tuvo una connotación especial de “contracelebración”. El gobierno de la Ciudad de México, en manos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y las organizaciones feministas del país conmemoraron la misma semana de la marcha el décimo aniversario de la ley.

Las reformas del Código Penal de la Ciudad de México y las enmiendas a la Ley de Salud local que permiten el aborto hasta las 12 semanas de gestación a petición de la madre fueron celebradas por la administración izquierdista en tono festivo y triunfalista.

Y anunciaron que, amparados en la nueva Constitución de la Ciudad, ampliarán gradualmente el plazo normativo para que sea posible abortar hasta los seis meses de gestación.

“No hay nada que celebrar” afirma categórico Ángel Souberville, presidente de Pasos por la Vida. En conversación con Actuall considera que es un disparate que el gobierno celebre “la matanza de casi 180.000 bebés al amparo de una ley que es a todas luces injusta”.

De acuerdo con cifras oficiales de la Secretaria de Salud y del Instututo de las Mujeres divulgadas recientemente la aplicación de la ley se ha cobrado la vida de 176.109 niños.

Para Souberville se trata de una política pública fallida: “Cuando una acción de gobierno deja ese rastro de muerte, no puede calificarse de otra forma sino como un enorme fracaso”.

Y advierte “no dejaremos que el gobierno amplíe el número de semanas. Esas reformas no pasarán. Saldremos a las calles y haremos lo necesario para que el derecho a la vida de todos sea garantizado y esta ley derogada”.

Una mujer sostiene una pancarta en la marcha provida de Ciudad de México el 29 de abril de 2017 / Actuall
Una mujer sostiene una pancarta en la marcha provida de Ciudad de México el 29 de abril de 2017 / Actuall

“El aborto es una salida falsa que descarta seres humanos”

Para Andrés Chavez, coordinador en la Ciudad de México del Frente Nacional por la Familia, la marcha ha señalado al Gobierno local que no es posible festejar parados en miles de niños muertos.

Decirle al gobierno que no hay nada que festejar es importante. Deberían ser desarrolladas políticas públicas que apoyaran y respaldaran a la mujer que se encuentra en indefension y vulnerabilidad ante un embarazo, esperado o no. El aborto es una salida falsa que descarta seres humanos”, explica.

Durante la marcha se guardó un minuto de silencio por los seres humanos que han sido asesinados antes de nacer durante la última década en la ciudad. La multitud recorrió poco más de dos kilómetros desde el Monumento a la Madre hasta la Asamblea Legislativa cruzando el Centro de la Ciudad.

Algunos artistas mostraron su apoyo a la marcha. La actriz Laura Zapata, por ejemplo, dijo que es importante reafirmar los derechos de las mujeres, pero que el aborto no es uno de ellos. “No es su cuerpo, es un nuevo ser del que somos receptáculo”, subrayó.

Había familias enteras, niños, ancianos, pero sobre todo mujeres y jóvenes de ambos sexos. “Este es un detalle muy relevante”, señala a Actuall Marcial Padilla, presidente de la organización ciudadana ConParticipación.

“En la marcha de hoy había muchas mujeres y muchos jóvenes, la inmensa mayoría de los participantes eran jóvenes. Esta es una generación pro-vida, sin miedo y participativa, que permite prevér un futuro alentador”, explica.

Uno de esos jóvenes presentes en la macha fue Carlos Ramírez, dirigente del movimiento Dilo Bien. Al indagar por qué participó nos dice categórico: “Para ser la voz de los que no tienen voz: los no nacidos a causa de la aplicación políticas públicas abortistas”.

Y apunta que la participación ciudadana, pacífica y organizada, es esencial para modificar una legislación impulsada por un grupo político que solo busca imponer su visión ideológica a contrapelo de la mayoría”.

“Si los políticos siguen sin escuchar el clamor del pueblo serán castigados, sin lugar a duda, en las siguientes elecciones”, acota.

Con él coinciden, en conversaciones por separado, tanto Marcial Padilla, de ConParticipación, como Andrés Chávez, del Frente nacional por la Familia en la Ciudad de México.

Unas madres se manifiestan contra el aborto en Ciudad de México el 29 deabril de 2017 /Actuall
Unas madres se manifiestan contra el aborto en Ciudad de México el 29 deabril de 2017 /Actuall

Elecciones en 2018

“Estas marchas prueban que la agenda social a favor de la vida comienza a tener peso y número. Ese movimiento se reflejará en la toma de decisiones. El año 2018 es un año de pedir confianza a los electores y ya vimos que el electorado toma la calle cuando se trata de respetar la vida”, dice Padilla.

El país realizará elecciones en 2018 donde serán indicados el presidente de la República, 128 senadores y 500 diputados federales, también habrá elecciones locales en la Ciudad de México para renovar el Legislativo y el titular del jefe de Gobierno.

Las próximas elecciones locales deberán ser un momento definitorio para los candidatos y exigirles quienes se afirman como protectores y promotores de una cultura de vida y quienes por una cultura de descarte que lleva a la muerte de personas indefensas y abandono de la mujer”, indica Chávez.

“Esperamos que la sociedad reaccione y vote por aquellos que se definan claramente como defensores de la vida y sean realmente coherentes”, subraya.

Ramírez también considera se debe revisar a fondo si “el candidato es coherente con lo que dice o solo adoptó un discurso para ganar votos. Hoy en día es común que algunos políticos tomen la bandera provida para ganar adeptos y ya una vez en el poder le den la espalda a la causa”.

Políticos “verdaderos y valientes defensores de la vida”

Para reconocer a políticos coherentes con la causa provida la Marcha inovó este año y entregó un reconocimiento a cuatro políticos que han “demostrado con los hechos” que son “verdaderos y valientes defensores de la vida”.

Frente a la Asamblea Legislativa de la ciudad entregaron el titulo “Gratus Vitam” (“La Vida les Agradece”, en libre traducción) a los diputados federales Cecilia Romero, del Partido Acción Nacional (PAN), Aída Aguerri Guerrero, del Partido Encuentro Social (PES) y Luis Alejandro Bustos Olivares, del Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM).

Así como a la senadora Lisbeth Hernández, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Todos participaron en la Asamblea Constituyente e impidieron que el aborto fuera integrado como un “derecho” en la nueva Constitución de la ciudad.

Para Ángel Souberville la problemática del aborto va mas allá de una disputa entre izquierda y derecha, se trata de reconocer un derecho que hasta hace algunas décadas nadie negaba.

Por ello juzga relevante reconocer y consolidar la acción de los políticos que son verdaderamente provida, independientemente de la sigla.

En la marcha participaron diversas organizaciones como Vifac, Centro de Ayuda Integral a la Mujer, Yoliguani, Centro de Desarrollo Integral para la Mujer, Derechos del Concebido, Latinos por la Vida, Frente Nacional por la Familia y la Vida, 40 días por la vida, Dilo Bien, ConParticipación, entre otros.

Fuente: http://www.actuall.com/vida/mas-de-13-000-personas-piden-el-fin-de-la-ley-de-aborto-libre-en-la-ciudad-de-mexico/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe