El proyecto de aborto en tres causales —impulsado por el gobierno de la Nueva Mayoría— avanza en el Senado y se encuentra en discusión particular en la comisión de Salud. Sin embargo, mientras los parlamentarios legislan sobre matar al niño que está por nacer, porque —entre otras cosas— viene con una enfermedad “incompatible con la vida”, surge “Todo valió la pena”, una iniciativa que da a conocer testimonios de padres que han decidido tener a sus hijos en vez de abortar, gracias al programa de acompañamiento Acompañar-Es UC.

Patricio Zagal y su familia

En 2008, Carla Zara y Patricio Zagal recibieron una de las noticias más duras de sus vidas: su hijo que venía en camino tenía una enfermedad “incompatible con la vida”, por lo que lo más probable es que no viviera tras el parto. Sin embargo, la familia Zagal Zara decidió continuar el embarazo y el 13 de marzo de 2009 Francisco Javier nació, vivió una hora y falleció en los brazos de sus padres.

“Es algo muy duro, muy doloroso. Es un dolor que no se me va a ir nunca. Pero la experiencia de conocer a nuestro hijo, amarlo, fue maravillosa, y de haber interrumpido el embarazo no la habríamos tenido“, relata Patricio Zagal, quien junto a su esposa recibieron ayuda del proyecto Acompañar-Es UC y que hoy la dan a conocer en “Todo valió la pena”.

“Todo valió la pena”

En esa línea, “Todo valió la pena” es una campaña mediática que comunica, a través una página web con videos testimoniales —www.valiolapena.cl—, la experiencia real de distintos pacientes del proyecto Acompañar-Es de la UC, quienes cuentan sus historias acerca de lo que significó ser acompañados en vez de abortar.

A todos los testimonios los une “el amor que sentimos por nuestros hijos, el hecho de haber dado todo lo que teníamos mientras estuvo con nosotros”. Su misión es “entregar apoyo desde nuestro testimonio y experiencia a todos los padres que decidan acompañar a sus hijos hasta el final“, ya que “siempre vale la pena”.

Acompañar-Es UC

Asimismo, el proyecto Acompañar-Es de la UC busca ayudar, acoger y acompañar a las mujeres embarazadas, a quienes les han dicho que su hijo acarrea alguna malformación incompatible con la vida, por lo que es probable que fallezca al nacer. Está integrado por un equipo de médicos y especialistas interdisciplinarios, quienes responden sus dudas médicas y brindan asesoría humana y psicológica para sobrellevar la difícil situación.

En entrevista, Patricio Zagal —uno de los pacientes que hizo público su testimonio— cuenta que “para nosotros fue una gran ayuda, un gran apoyo haber sido acogidos, que nos diera todo el cuidado y el cariño que necesitábamos en ese momento. Lo fundamental fue que nos guiaran por el camino en que le dimos cuidado a nuestro hijo y no nos desorientamos en buscar otros tratamientos“.

Asimismo, Zagal emplaza a los políticos a que en los programas de salud estén considerado reales programas de acompañamiento, ya que “toda la gente, independiente de dónde viva o se su condición socioeconómica, debe tener derecho a ser acompañada en situaciones como la nuestra“.

Fuente: http://www.eldemocrata.cl/noticias/todo-valio-la-pena-la-campana-contra-el-aborto-de-padres-que-decidieron-tener-a-sus-hijos/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe