Al margen de consideraciones de otra índole, (respetables) posicionamientos personales inclusive, la única verdad legal hoy en México es que, con la sola excepción de la capital, la práctica criminal del aborto no es en forma alguna un derecho y, menos, una posibilidad susceptible de promoción indiscriminada (como tal) entre adolescentes y jóvenes, por instancia pública alguna.

Ello, sin embargo, no parece estar suficientemente claro ni para la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) del carpizista Luis Raúl González Pérez ni en el Instituto Mexicano de la Juventud de José Manuel Romero Coello que, sin más, difunden una “Cartilla de Derechos Sexuales” en la que, entre otras cosas, afirman que los jóvenes y adolescentes “tienen derecho a un aborto legal y seguro…” sin que,  incluso, sus padres deban ser enterados, sea cual sea la edad de los implicados.

“Es obligación del Estado —se lee en el documento— proveer asesoría legal e información y atención médica y sicológica oportuna que incluya tratamiento y profilaxis post exposición para VIH y otras ITS, anticoncepción de emergencia y aborto legal… servicios de salud sexual y reproductiva que sean amigables para adolescentes y jóvenes, confidenciales, de calidad, gratuitos, oportunos y con pertinencia cultural… que no se nos niegue el acceso los servicios por ausencia de padre, madre o tutor legal”.

La referida Cartilla, se asegura ahora, fue elaborada con la participación de las principales organizaciones proabortistas del país: Católicas por el Derecho a Decidir Ipas México, Mexfam —filial mexicana de la multinacional Planned Parenthood, receptora hasta hace unos meses de multimillonarios subsidios de la Casa Blanca—, el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir y la Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos, entre otras.

Al margen de consideraciones de otra índole, insistamos, el asunto resulta relevante y de interés incluso para autoridades responsables de garantizar la aplicación de la norma, en razón de que en ley o norma alguna mexicana, cuando no sea a nivel Ciudad de México, se establece al aborto como un derecho… como de manera falaz (o tramposa) se plantea en el documento de referencia.

Ello, obvio, independientemente de la consideración de que en la misma se pone en entredicho, o en riesgo si se quiere, el natural de derecho de los padres a educar a sus hijos y, más, la patria potestad en cuanto tal, al considerarse susceptibles de ignorancia la participación de aquellos, particularmente menores de edad, en la toma de decisiones y realización de acciones que exigen su explícito conocimiento y aval.

Grave situación ésta, entonces, que amén de “torcer” con intenciones claramente ideológicas la realidad jurídica, pretende ignorar y/o dejar de lado a los padres de familia y sus reconocidos derechos…

Click para ver la cartilla.

ASTERISCOS

* Fuera ya del perredismo que le encumbró a la posición, el aún hoy presidente del senatorial Instituto Belisario Domínguez, Luis Miguel Barbosa, prepara para el próximo 19, la presentación del Atlas de la Seguridad y Defensa de México 2016. Sus compañeros “petistas” en la Cámara alta, miembros de la engordada fracción que lidera
Manuel Bartlett Díaz ya le garantizaron “echar montón…” al evento.

* Apenas retornar de las vacaciones de Semana Santa, por cierto, el Senado deberá empeñarse en sacar adelante la ratificación de los 19 nuevos titulares en otras tantas representaciones diplomáticas en el mundo que, en opinión de los más, resultan urgentes para apuntalar el “giro” que en Relaciones Exteriores pretende concretar, o comenzó a implementar ya el secretario Luis Videgaray Caso.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx/opinion/enrique-aranda/2017/04/09/1156778

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe