Antes de nada y después de haber ‘recopilado’ bastante información al respecto, he llegado a la conclusión que el colectivo LGTBI trata de que sus ‘criterios’ acerca de lo referente a este ‘lobby’ en concreto y a la sociedad en general, sean sus opiniones las que tengan la calificación de ser la ‘fuente de inspiración’ del resto de los conceptos que se manejen alrededor de la ‘homosexualidad’ o ‘diversidad de género’… ¡Es lo que todos conocemos por ‘pensamiento único’!

Al parecer, pretenden introducir en todas las sociedades, las distintas que se distribuyen en los distintos países europeos, por centrarnos en nuestro ámbito más cercano, la ‘homosexualidad’ como la única fuente ‘natural’ en lo que respecta a la ‘diversidad de género’… Tratando de conseguir en esas reuniones que organizan de la ‘destrucción política de género’… Se pretende acabar con la familia como ‘fundamento’ de la sociedad que desde siempre ha ‘existido’

Pero como el tema es bastante complejo y tiene fuertes connotaciones bastante ‘ambiguas’, nunca mejor dicho, habrá que empezar por el principio, como se hace siempre que se pone en práctica una ‘idea’. Y en este caso voy a intentar abarcar el tema de la ‘homosexualidad’ y sus derivados. Tarea ardua y nada fácil de abordar pero el que esto escribe va a intentar adentrarse en el ‘ambiguo’ mundo del colectivo de la LGTBI que abarca a muchos miles de personas y que no todo lo referente al mismo se puede catalogar de ‘verdadero’… ¡Hay mucha ‘hipocresía’ y ‘demagogia’ en este ‘lobby’!

Comenzaré por lo que siempre me ha parecido que era el fin último de este colectivo en el que se integran todas esas ‘ramificaciones’ derivadas de la ‘heterosexualidad’, como así yo lo entiendo: sus sanas intenciones del comienzo de su ‘andadura’ era que se les ‘reconociese’ como parejas, tanto de gays, como de lesbianas, como de… Y no quiero adentrarme en más ‘uniones’ porque me perdería. Y lo ‘consiguieron’, y luego ‘exigieron’ unos derechos que también se les ‘otorgaron’, y más adelante… Siempre hay esos puntos ‘suspensivos’ que indican que ‘querían más’…

Y entonces llegó el ‘matrimonio’, y las ‘adopciones’. Pero habrá que ir por partes: si desde que el mundo es mundo, la unión de un hombre y una mujer, se consideraba ‘matrimonio’, yo me pregunto ¿la unión de dos hombres, puede tener la misma ‘acepción’… y la de dos mujeres, también? Hay algo que no me ‘casa’ (y no quiero hacer una broma con el tema ‘casorio’), aunque podría haber dicho: no me ‘cuadra’ pero suena más ‘ordinario’. Lo que pretendo decir es algo muy sencillo: si el ‘matrimonio’ ya tiene quién lo forme, la ‘unión’ de personas del mismo ‘género’ no puede denominarse del mismo modo. Se le podía llamar ‘unión varonil’, o ‘unión femenina’, y se diferenciaría de lo que es esencialmente el ‘matrimonio’.

Después de haber conseguido todos los ‘derechos’ que poseen los matrimonios, y de lograr el que se les permita la ‘adopción’ (aunque con algún inconveniente, como las adopciones a ‘separado/as’ en China no están contempladas, tienen que estar divorciado/as), quieren más: tratan de que el ‘Día del Padre’ no se celebre y tampoco el ‘Día de la Madre’ (sin entrar a ‘dilucidar’ si están conformes con todos los derechos que la Justicia les ha proporcionado al igual que cualquier matrimonio heterosexual).

Y éste es el ‘núcleo’ principal de su ‘reivindicación’: Porque al no ser la ‘familia convencional’ tal y como consta en los distintos escritos del propio Registro Civil y demás ‘zarandajas’ que pretenden obtener por medio de ‘fastidiar’ al que lleva más de ‘mil años’ teniendo unos derechos porque así ‘figura’ en los textos ‘legales’ con respecto a la familia en su ‘concepción más extensa, es por lo que pretenden ‘cargarse’ todo lo estipulado por Ley y tratan de ‘conseguir’ un día especial para celebrar el ‘Día de la Familia’, ¡así, como lo leen: todos ‘juntos’…! Exactamente el 15 de mayo, día de San Isidro Labrador, patrón de la ciudad de Madrid (capital de España), y ‘echar por tierra’ una festividad que es una tradición y tiene la categoría de ‘fiesta internacional’.

Ahora resulta que al que pretende ‘responder’ a las más que ‘adulteradas imposiciones’ de la LGTBI, se le tacha de ‘machista’ y de pretender una ‘discriminación’ de carácter homófobo contra este ‘lobby’. A la par que se les insulta con el apelativo de ser unos ‘totalitarios’ (que es como llamarles ‘dictadores’ o, dicho de una manera más coloquial: ‘impositores’).

Los integrantes del colectivo LGTBI han conseguido que al que esto firma, se le ‘censure’ y no voy a explicar en qué ha consistido ese ‘castigo’ porque no les voy a dejar ni ‘aire para respirar’ a un colectivo que no solo no ‘respeta’ el derecho ajeno sino que, incluso, pretende que se les ‘considere’ a ellos como los artífices de una ‘materia revolucionaria’ en nuestra sociedad donde solo se ha de tener en cuenta lo que este ‘lobby’ declare o trate de convencer al resto de la sociedad que lo que, hasta la fecha, se consideraba como algo ‘natural’; ahora resulta que lo ‘normal’ es lo que ellos argumentan, y lo que lleva más de mil años en vigor ahora hay que ‘extirparlo’ como si fuera un cáncer de nuestra sociedad. Y como el tema es ‘peliagudo’ y hay que ser muy ‘meticuloso’ y ‘estricto’ para no dañar la sensibilidad de este colectivo (la LGTBI), pues lo intentaré abordar con todo ‘detalle’.

La ‘ideología de género’ también es un factor importante a tener en cuenta, ya que en este punto se basan los partidarios y seguidores de la LGTBI. Y yo no puedo por menos que tratar de explicar lo que significa para mí la ‘ideología de género’: masculino y femenino, ‘lazo rosa y lazo azul’… Pero, y mi pregunta es muy clara acerca de dicho tema: ¿en dónde ‘encasillamos’ a los ‘gays’, ‘lesbianas’, ‘transexuales’ o ‘intersexuales’…? No se puede hacer un ‘totum revolutum’ y mezclarnos todos. Ya que como reza un dicho: “juntos pero ‘no revueltos’…”.

El lobby LGTBI considera ‘discriminatorio’ y ‘machista’ el Día del Padre. El Observatorio español contra la LGBTIfobia considera “discriminatoria” hacia los niños de familias monoparentales las tradicionales celebraciones del Día del Padre, en España el 19 de marzo, y de la Madre, el primer domingo de mayo.

Por este motivo, anima a los centros educativos a suprimir estas dos fiestas y sustituirlas por una celebración única, el ‘Día de la Familia’, para el 15 de mayo, lo que evitaría tener que hacer referencia al sexo de los progenitores. También evitaría posibles “mofas y burlas” de los chicos que tienen padres y madre hacia los que solo tienen solo un padre o una madre, ninguno o dos del mismo sexo, ¡vamos un ‘maremagnum’ de difícil ‘comprensión’…!

 

La homosexualidad habla de que los niños deben tener “padre y madre”

“Los niños tienen que tener una ‘madre mujer y un padre hombre’. Cualquier elección distinta es una discriminación. Y os lo digo como homosexual”. Estas son las sinceras palabras de Jean Pierre Delaume-Myard, el ahora portavoz de “Manif pour tous” (LMPT), la asociación francesa que defiende la ‘institución de la familia’ combatiendo con el ‘lobby gay’, la ideología de género y la ‘cultura de la muerte’ (que no es otra cosa que ir en contra de la ‘vida’, dicho de manera resumida).

En una entrevista concedida a la web de índole religiosa ‘Portaluz’, Delaume defiende que “los lobbies gays no representan a la totalidad de los homosexuales” y explica que tras publicar su libro “No en mi nombre. Un homosexual contra el matrimonio para todos”, le han llegado a tachar de homófobo, a pesar de ser homosexual. “Homosexual y homófobo. Es el colmo. La comunidad gay me acusa de esto, y son los mismos que dicen que la ‘Manif pour tous’ en Francia es un movimiento homófobo”, cuenta Jean Pierre.

También explica que ha aceptado ser el portavoz de la asociación no por ser homosexual, sino por ser ciudadano. “No es nuestra sexualidad la que orienta nuestro pensamiento, y quien piense así es el verdadero homófobo. Por esto creo que no es ilógico ser homosexual y, al mismo tiempo, defender a la familia”, explica.

“Cada niño tiene la ‘necesidad prioritaria de tener un padre y una madre’ para crecer. Hay una gran diferencia entre tener dos padres o dos madres o tener progenitores heterosexuales”, cuenta Delaume al mismo tiempo que defiende que “la verdadera igualdad encuentra su único origen en la pareja de progenitores” y que “pretender borrarla es negar la realidad. Todos debemos la vida a la igualdad hombre-mujer”.

“Desde el punto de vista psicológico, una chica ¿puede entender que dos hombres, que no quieren tener una relación con una mujer, puedan al mismo tiempo desear como hijo a una chica? Lo mismo vale para un chico ante dos mujeres”, sentencia.

Por último, Jean Pierre pone en entredicho la adopción por parte de homosexuales, y explica que “los hijos adoptivos se interrogan incesantemente sobre los motivos por los que han sido abandonados por sus padres biológicos. Añadamos a esto la dificultad de entender una filiación homosexual y haremos que su vida sea aún más difícil; es como ser condenado a una doble pena”.

“Es importante para la pareja del mismo sexo tener los mismos derechos sociales: vivienda, pensión, sanidad, pero no los ‘derechos sobre los niños’. No confundamos los derechos de los niños con los derechos sobre los niños”, concluye.

Después de todo este ‘galimatías’ (a lo mejor se ha ‘repetido’ alguna fecha que los de la LGTBI han querido ‘reivindicar’) espero que el tema haya quedado ‘meridianamente’ claro para los lectores de ‘Teldeactualidad’ en cuanto al intento de ‘imposición’ de este ‘lobby’ que pretende, a modo de un partido ‘populista’, conducirnos por una senda que es la marcada por su ideología y que consiste en ‘adoctrinar’ a todos nosotros, desde los más ‘pequeñines’ hasta los más ancianos, en su carrera por ir logrando más derechos que los que les ‘corresponden’. Y como ‘colofón’ me gustaría mencionar el ‘Día del Orgullo Gay’… ¿Por qué debemos ‘aceptar’ que celebre la LGTBI esta fiesta cuando los demás ‘colectivos’ no fomentamos nuestra ‘inclinación sexual’…?

¡En pro del ‘bien común’ y de una ‘convivencia en libertad y paz’, me gustaría que la LGTBI, antes de ‘actuar’, tuviera la delicadeza de pensar en el ‘respeto a los demás’…!

 

Francisco Javier Burón Monís es ciudadano de Telde.

Fuente: http://www.teldeactualidad.com/articulo/opinion/2017/04/02/12008.html

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe