El auténtico empoderamiento de la mujer embarazada depende de políticas públicas que gobiernos y legisladores definan como parte de la atención integral de la mujer y no en la falsa retórica científica de que el aborto disminuye la mortalidad materna, dijo  el Prof. Elard Koch, director fundador del MELISA Institute, ante miembros del Congreso Nacional de Guatemala.

“Rechazamos totalmente todo esto que viene en contra de la dignidad humana porque la Constitución de nuestro país dice claramente que el Estado garantiza la vida desde su concepción y lo que nosotros creemos que los que nos quieren meter son asesinatos”, aseveró el diputado Víctor Manuel Cruz Claver

En respuesta a los grupos que promueven la cancelación del embarazo sólo con el pretexto de que su práctica reduce el índice de mortalidad materna sin ninguna base científica, reveló que estudios realizados en México y Chile arrojaron que el riesgo de mortalidad materna disminuye en tanto se garanticen políticas públicas de acceso a servicios educativos y no promoviendo leyes permisivas al aborto.

“Contrario a lo que insiste esa tesis que asegura que una ley más permisiva del aborto podría ayudar a disminuir la mortalidad de las mujeres; los estudios nos demuestran que no es un factor que incida, es un factor nulo”, dijo a los legisladores.

En la gira de trabajo para dar a conocer estudios recientes, el también director de MELISA Institute contempla reuniones con autoridades, especialistas y diversos sectores de ciudadanía guatemalteca para coadyuvar en la reflexión sobre las políticas públicas que realmente incidan en reducir la mortalidad materna, la cual registra un promedio de 153 muertes de mujeres por causas relacionadas con el embarazo y el parto por cada 100 mil niñas y niños nacidos vivos.

Durante el encuentro, el Prof. Elard Koch respondió a los legisladores que la búsqueda para mejorar el ingreso en las familias sí puede incidir en la disminución de muertes de mujeres embarazadas; sin embargo, insistió en que es la educación un factor que transforma a los miembros de la familia.

“La educación es un capital social que puede generar mejores ingresos y, por tanto, reducir el riesgo de mortalidad materna… La educación no sólo tiene un efecto directo en la mortalidad materna, sino que ayuda o potencia a que tengan mejor uso de los servicios de salud disponibles”.

Por lo contrario, explicó, con base en el estudio realizado en México, que leyes más permisivas del aborto no inciden en la disminución de mortalidad materna. Esto, porque a finales de febrero, el barco holandés de la ONG “Women On Waves” llegó a Guatemala para proveer servicios de aborto a las mujeres guatemaltecas en aguas internacionales, toda vez que en este país el aborto está prohibido.

“El argumento de organizaciones que suponen la defensa de los supuestos derechos reproductivos y sexuales entorno a que el aborto disminuye la mortalidad materna es pura retórica científica, porque no hay bases que sostengan esta teoría”, sentenció el epidemiólogo.

En respuesta a la convocatoria del Prof. Koch para mejorar las políticas públicas en Guatemala, diputados del Congreso coincidieron en detonar el tema en la región a fin de que de manera integral se refuerce la tesis de que la interrupción del embarazo no es un factor que incide directamente en la mortalidad materna.

“Rechazamos totalmente todo esto que viene en contra de la dignidad humana porque la Constitución de nuestro país dice claramente que el Estado garantiza la vida desde su concepción y lo que nosotros creemos que los que nos quieren meter son asesinatos”, aseveró el diputado Víctor Manuel Cruz Clavería, del Frente de Convergencia Nacional.

Fuente: http://www.siete24.mx/aborto-no-empodera-las-mujeres/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe