La organización Planned Parenthood ha rechazado la propuesta de la Casa Blanca de dejar de practicar abortos para poder mantener los fondos públicos de los que se beneficia, según informa el diario estadounidense The New York Times.

En el plan que han presentado los republicanos de la Cámara de Representantes para derogar y reemplazar la Ley de Cuidado de Salud Asequible -más conocida como Obamacare– se incluye la prohibición de destinar fondos federales durante un año a entidades que practiquen abortos, entre las que se encuentra Planned Parenthood. Esta organización es considerada por las asociaciones provida el mayor proveedor de abortos del país.

A pesar de la amenaza de perder los fondos públicos, The New York Times señala que la organización ha rechazado dejar de practicar abortos y dedicarse exclusivamente a la atención sanitaria de las mujeres.

En declaraciones recogidas por The New York Times, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reafirmado su postura en favor del derecho a la vida y ha manifestado su compromiso para aumentar significativamente los fondos federales a los servicios sanitarios para las mujeres siempre que no incluyan el aborto.

“Las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses se oponen a los fondos públicos para el aborto, incluso aquellos que se identifican como pro-elección. Hay una oportunidad para que las organizaciones continúen el importante trabajo que hacen en favor de la salud de la mujer, mientras no practiquen abortos”, ha explicado Trump.

Planned Parenthood se enorgullece de ofrecer abortos

La presidenta de Planned Parenthood, Cecile Richards, ha contestado públicamente a la oferta de la Casa Blanca a través de las redes sociales: “Planned Parenthood se enorgullece de ofrecer abortos, un servicio necesario que es tan esencial a nuestra misión como el control de la natalidad.”

“Ofrecer dinero a Planned Parenthood para abandonar a nuestros pacientes y nuestros valores no es un acuerdo que vayamos a aceptar jamás”, ha aclarado Dawn Laguens, vicepresidenta de la organización, a través de Twitter, añadiendo que “el aborto es cuidado de la salud”.

Marjorie Dannenfelser, presidenta de Susan B. Anthony List que apoya a candidatos en favor de la vida, ha asegurado que Trump está cumpliendo con sus promesas electorales. “No estamos acostumbrados a esto en política”, ha subrayado.

“Hoy Planned Parenthood se ha quitado la careta y ha mostrado cómo es de extremo su negocio abortista al negarse a recibir más fondos federales del presidente Trump si terminaban con su programa de abortos, que es el más grande del país, aunque afirman que constituye sólo el 3% de su negocio”, ha sido el mensaje transmitido en un comunicado de la asociación provida Centro para el Progreso Médico.

Planned Parenthood afronta la mayor amenaza de su historia

La propuesta de los republicanos en la Cámara de Representantes ha sido calificada por la organización como la amenaza más grave para Planned Parenthood en sus cien años de historia. En su página web, Planned Parenthood anuncia que va a luchar para detener “este peligroso proyecto de ley”.

Aunque desde la organización aseguran que el aborto constituye “sólo el tres por ciento” de su negocio, medios como LifeSiteNews aseguran que en sus centros se realizan cerca de 300.000 abortos al año mientras recibe del gobierno federal 500 millones de dólares cada año.

El pasado mes de enero, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, confirmó que el proyecto de ley para derogar Obamacare también bloquearía el dinero de los contribuyentes que va a parar a Planned Parenthood y otras organizaciones abortistas.

“Planned Parenthood es el mayor proveedor de abortos y no queremos poner el dinero de los contribuyentes en manos de una organización que proporciona abortos”. Con estas palabras, Ryan explicaba los motivos por los que se pretende retirar los fondos a Planned Parenthood para destinarlos a centros de salud en los que se atienda a las mujeres de manera integral.

Los responsables de Planned Parenthood, “aterrorizados”

Desde que Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos, Planned Parenthood se ha lanzado de forma desesperada a recaudar fondos y recabar apoyos.

Bajo el título “Cómo los políticos anti-aborto están tratando de cerrar Planned Parenthood- y lo que puedes hacer para luchar”, la organización alerta de las medidas provida que se están preparando y llevando a cabo en Estados Unidos y que amenazan los 500 millones de dólares que este proveedor de abortos recibe del gobierno federal.

“Planned Parenthood está siendo atacado como nunca antes. El gobierno federal está ahora en manos de legisladores extremistas que han intentado durante años cerrar los centros de Planned Parenthood”, advierte la organización en su página web.

En declaraciones a BuzzFeed News, la presidenta de Planned Parenthood, Cecile Richards, aseguró que los que trabajan en las clínicas de la organización en las que se practican abortos están “aterrorizados” ante la perspectiva de que se apruebe el bloqueo de la financiación pública al mayor proveedor de abortos de Estados Unidos. De llevarse a cabo esta medida, se advierte en este artículo de BuzzFeed News, muchas clínicas de Planned Parenthood se verían obligadas a cerrar.

Fuente: https://infovaticana.com/2017/03/08/planned-parenthood-rechaza-la-propuesta-trump-dejar-practicar-abortos/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe