“Políticos liderados por el vicepresidente Mike Pence y el designado secretario de Salud Tom Price, quieren cerrar Planned Parenthood”. Así da la voz de alarma el mayor proveedor de abortos de Estados Unidos a través de su página web, en la que pide donaciones y la movilización ciudadana para evitar perder los fondos federales de los que actualmente se beneficia.

Desde que Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos, Planned Parenthood se ha lanzado de forma desesperada a recaudar fondos y recabar apoyos, según señala el portal LifeSiteNews. 

Bajo el título “Cómo los políticos anti-aborto están tratando de cerrar Planned Parenthood- y lo que puedes hacer para luchar”, la organización alerta de las medidas provida que se están preparando y llevando a cabo en Estados Unidos y que amenazan los 500 millones de dólares que este proveedor de abortos recibe del gobierno federal.

La pasada semana, Politico publicó un borrador filtrado de un proyecto de ley en el que se recoge la retirada de fondos públicos a Planned Parenthood. Según la información filtrada, el Congreso de Estados Unidos se estaría preparando para eliminar los fondos federales a Planned Parenthood en el proyecto de ley de derogación del Obamacare, la ley sanitaria del ex presidente Barack Obama.

“Planned Parenthood es el mayor proveedor de abortos y no queremos poner el dinero de los contribuyentes en manos de una organización que proporciona abortos”. Con estas palabras, Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, explicaba hace unas semanas las razones por las que se pretende retirar los fondos a Planned Parenthood para destinarlos a centros de salud en los que se atienda a las mujeres de manera integral.

“Planned Parenthood está siendo atacado como nunca antes. El gobierno federal está ahora en manos de legisladores extremistas que han intentado durante años cerrar los centros de Planned Parenthood”, advierte la organización en su página web, antes de solicitar a sus defensores que llamen a los senadores de Estados Unidos para manifestar su apoyo.

En declaraciones a BuzzFeed News, la presidenta de Planned Parenthood, Cecile Richards, aseguró que los que trabajan en las clínicas de la organización en las que se practican abortos están “aterrorizados” ante la perspectiva de que se apruebe el bloqueo de la financiación pública al mayor proveedor de abortos de Estados Unidos. De llevarse a cabo esta medida, se advierte en este artículo de BuzzFeed News, muchas clínicas de Planned Parenthood se verían obligadas a cerrar.

No solo Planned Parenthood en Estados Unidos podría ser testigo del cierre de algunas de sus clínicas. En declaraciones recogidas por El País, Ximena Casas, de Planned Parenthood Global -la division internacional de Planned Parenthood Federation of America- , asegura que la decisión de Trump de prohibir que se destinen fondos federales a las organizaciones que promuevan el aborto en el extranjero “causará el cierre de clínicas en todo el mundo”.

Fuente: http://gaceta.es/noticias/trump-pone-jaque-mayor-proveedor-abortos-eeuu-06032017-0227

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe