El gobierno polaco bajo el partido de la ley y de la justicia ha comenzado a redactar la legislación para regular los contraceptivos hormonales que están disponibles en las farmacias por prescripción solamente. «EllaOne» se incluye entre ellos.

En el año 2015, la Ministra de Salud había hecho disponible a «ellaOne» sin prescripción médica. Su decisión administrativa siguió la recomendación de la Agencia Europea de Medicamentos para permitir la venta de este producto de forma libre.

Las condiciones de venta difieren entre los países de la Unión Europea, desde Alemania que requiere una prescripción hasta Malta que prohíbe la droga.

Desde el año 2015, la regulación polaca ha permitido la venta de «ellaOne» a las niñas de 15 años o más. Sin embargo, en la práctica, sin la necesidad de una receta, el límite de edad era difícil, si no imposible de hacer cumplir. El actual Ministro de Salud decidió hacer una enmienda.

EllaOne es producido por la empresa francesa HRA Pharma. En los Estados Unidos, su marca es comercializada por Actavis Generics (antes conocida como Watson Pharmaceuticals y Actavis, plc).

Cada comprimido de ellaOne contiene 30 mg de acetato de ulipristal. Su fabricante lo describe como la «píldora del día después, que puede prevenir un embarazo después de tener relaciones sexuales sin protección». Como dice el sitio web de HRA Pharma, es «más eficaz cuando se usa lo antes posible y dentro de las 24 horas después de tener relaciones sexuales sin protección».

El ministro responde a las críticas

En respuesta a algunas críticas hacia el cambio de la política, el ministro de Salud Konstanty Radziwiłł dijo a los medios de comunicación que Polonia requiere una prescripción para los anticonceptivos, así que ¿por qué no para «ellaOne»?

«Lo que es más», agregó, «los niños podrían comprarla».

Llamar a la situación «inaceptable»”, explicó que un «medicamento tan potente» debe estar disponible solo por prescripción médica.

«Este movimiento busca llevar a la normalidad, y no prohibir este tipo de productos»,afirmó.

Rechazo provida

La Fundación Derecho a la Vida no vio como positivas las declaraciones del ministro. La organización escribió una petición dirigida a él en la que criticó su uso de la palabra «normalidad» al hablar de ellaOne. Defensores provida también señalaron que algunas de sus «declaraciones son falsas y engañosas», específicamente aquellas que llaman a la droga «medicina».

«Confunde a las mujeres», dijo Kinga Małecka-Prybyło de la Fundación Derecho a la Vida. «El embarazo no es una enfermedad, y una píldora abortiva no es medicina. EllaOne no cura ninguna enfermedad. Puede causar serios problemas de salud y causar la muerte a un feto».

Mariusz Dzierżawski de la Fundación Derecho a la Vida comentó que la venta de ellaOne viola la ley polaca. El aborto es generalmente ilegal en Polonia, permitido sólo en algunas circunstancias.

«EllaOne y otras drogas de este tipo deben ser completamente prohibidas en Polonia», dijo.

Dzierżawski agregó que «ellaOne está asesinando a personas por prescripción médica».

Sin embargo, el Ministro y los pro-vida parecen estar de acuerdo en algunos puntos. Durante una entrevista para la radio comercial Zet, Radziwiłł, un médico y padre de ocho hijos, admitió que no prescribiría ellaOne incluso a una mujer violada. Los médicos de Polonia tienen derecho a la libertad de conciencia, explicó.

Durante un intercambio con una mujer periodista, quien afirmó que ellaOne no es una píldora abortiva, respondió cortantemente, «Usted está ciertamente equivocado».

Mecanismo abortista de la píldora

El mecanismo abortivo de acción de EllaOne es a menudo discutido en medios pro-aborto. La Dra. Donna Harrison, ginecóloga y directora ejecutiva de la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos provida, explicó cómo ellaOne trabaja en un artículo de la National Review, «Contraception After Conception?»

El Dr. Harrison escribió que ellaOne bloquea una hormona necesaria para que los embriones vivan. Ella lo llamó «una versión de segunda generación de la RU-486», refiriéndose al fármaco aprobado por la Food and Drug Administration en Estados Unidos.

El Dr. Harrison explicó que «las dos drogas funcionan de la misma manera en el cuerpo de una mujer. Si ella o RU-486 se suministra varios días antes de la ovulación puede causar que la liberación del ovulo se retrase varios días».

Añadió que «esta es la razón por la que los anuncios del fabricante alegan que el mecanismo de acción consiste en retrasar la ovulación». Pero es diferente cuando la píldora se toma poco antes de la liberación del óvulo o después de la liberación del óvulo.

«Cuando se toma después de que el embrión se ha formado, bloquea la acción de la progesterona, que prepara el cuerpo de la madre para permitir que el embrión se implante», explicó.

El Dr. Harrison explicó que cuando la progesterona está bloqueada, el embrión no puede implantarse, o se implanta de forma imperfecta y posteriormente se «aborta».

Harrison concluyó que ellaOne «puede producir claramente un ambiente en el cuerpo de la mujer que daña o destruye embriones».

Fuente: http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=28695

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe