Si has puesto algún programa de noticias estos días, probablemente lo hayas visto. Ha estado ya por varias semanas. Nunca ni en tus imaginaciones más descabelladas hubieras anticipado ver esto.

El comercial comienza con música pensativa y una jovencita atractiva mirando a la cámara. Un subtítulo la identifica como «Adeline, una paciente y partidaria de Planned Parenthood». Bueno, sabemos lo que viene, ¿verdad? Se equivocan.

La narración inicia con Adeline relatando que ella se enteró de que estaba embarazada, diciendo que eso no estaba planeado. La cámara cambia a una vista de lado con Adeline, que ahora habla con su propia voz, declara de forma abominable, que «la opción más práctica sería hacerse un aborto».

Adeline saca una cita en Planned Parenthood y se muestra «muy conflictuada». Cuando ve al médico, Adeline dice «Estoy arruinada».

El médico de Planned Parenthood la examina y le dice «creo que hoy no es el día. Descansa y luego saca una nueva cita.»

Lo siguiente que se ve y escucha es un niño diciendo «Mamá» corriendo hacia los brazos de su madre.

Adeline continúa la narración. «Me gustaría haber sabido su nombre para poder haberle agradecido el rol que jugó en hacerme una madre».

¿Planned Parenthood le está diciendo a las mujeres que descarten los abortos y se adentren en la maternidad? Es un shock para la gente y está destinado a serlo.

Mientras más y más Estados se preguntan por qué no están gastando el dinero de Planned Parenthood en servicios completos y no principalmente en abortos, la intención del anuncio es obvia y abierta. Está diseñada para ser un desafío contra-intuitivo a la imagen popular de Planned Parenthood como el promotor y ejecutor de abortos más grande de los Estados Unidos.

El problema es que esta reputación no es un estereotipo sino una reputación bien ganada y merecida.

 

NO HAY LUGAR PARA LOS BEBÉS.

Lo que el anuncio representa es algo que raramente sucede en Planned Parenthood. ¿Cómo lo sabemos? Echemos un vistazo a sus propias estadísticas.

De acuerdo a su reporte anual más reciente, ¿cuántas mujeres recibieron abortos en las clínicas de Planned Parenthood en el 2014? Fueron 323,999. ¿Cuántas recibieron servicios prenatales? Sólo 17,419.

En caso de que no hayas hecho los cálculos, eso es cerca de 19 abortos por cada visita prenatal. Esta discrepancia es aún más remarcada porque mientras tú puedes tener múltiples visitas prenatales por cada niño, generalmente se aborta a un niño sólo una vez.

Las cifras de Guttmacher más recientes para el 2014 revelan que hubo 18.8 abortos por cada 100 embarazos que terminan en aborto o nacimiento – más de 4 nacimientos por cada aborto. Pero la situación es radicalmente revertida en Planned Parenthood, donde es cerca de 19 veces más probable que una mujer embarazada sea convencida de hacerse un aborto que recibir cuidado prenatal.

Si estás buscando cuidado prenatal, te será muy difícil encontrarlo en Planned Parenthood. Una reciente investigación encubierta en todo el país de las clínicas de Planned Parenthood hecha por LiveAction encontraron muy poco ofrecimiento de tales servicios. (Comunicado de Prensa de LiveAction 24/01/17).

Los abortos se ofrecen en más de la mitad de las 650 clínicas de Planned Parenthood, pero si quieres que tu bebé llegue a término, tienes que ir a otro lugar.

No importa lo que diga el comercial, está muy claro que los planes de Planned Parenthood raramente involucran la paternidad.

 

MÁS DISTORSIONES EN EL ANUNCIO.

El anuncio de Adeline y su pequeño niño fue originalmente parte de una serie de 12 videos producidos por la ganadora de premios cinematrográficos Brooke Sebold en cooperación con el afiliado del Suroeste Pacífico de Planned Parenthood (18 clínicas en el área alrededor de San Diego, California). Esos cortos primero debutaron on-line en el verano de 2016, pero versiones un poco más cortas de ellos empezaron recientemente a aparecer como comerciales de TV a principios de este año.

Sebold dice que lo vio como una verdadera oportunidad de «explorar todas estas narrativas complicadas», contando historias de una abortista embarazada, o «una Católica espiritual que además apoya a Planned Parenthood».

Hay algo realmente increíble acerca de estas historias en el sentido que son tan matizadas y tan grises. Y es aquí, es la intersección del negro y blanco, son estas zonas grises, donde quizás realmente algunas conversaciones productivas puedan aparecer; en una forma en que podamos ver realmente que cosas nos unen en lugar de las que nos dividen.

Sebold sueña que su narración o storytelling pueda ayudar a «crear algún cambio en el mundo».

En el primer film de la serie, el narrador de Sebold dice que hay un «conocimiento fundamental sobre lo que ocurre detrás (de las puertas de Planned Parenthood).» Está claro que Sebold quiere cambiar las percepciones y rehabilitar la imagen de Planned Parenthood en el mundo. Sin embargo, la realidad y la presentación siguen chocando.

Uno de los videos muestra a «Yulinda», de 22 años, identificada como una «paciente espiritual» que dice ser una «Católica practicante». El video tiene la clara intención de socavar la oposición religiosa a Planned Parenthood, para de alguna manera hacer que la gente pueda apoyar la misión de Planned Parenthood y se mantenga fiel.

Exactamente lo que esto significa para Yulinda, o cómo ella reconcilia la enseñanza de su iglesia con su apoyo al ejecutor de abortos más grande del país, nunca es dejado en claro.

Sutil o no sutil, otro video trata de desafiar la percepción de que Planned Parenthood es de alguna forma anti-americana o anti-patriótica por lo que hace o lo que defiende, mientras trata de expandir las percepciones públicas de la organización al mostrar que ellos sirven tanto a hombres como mujeres.

«Sally» es una enfermera de Planned Parenthood que sirvió en 3 excursiones militares en Iraq. Se muestra a Sally hablando con J.C., un jovencito, compartiendo cómo su prueba de HIV se ha vuelto negativa. El médico dice que ella ha estado luchando por libertad de expresión en la armada y que ahora está dando un servicio que podría ser «controversial» pero que es «tan necesario en nuestro país».

La libertad de expresión puede ser un valor real, pero es difícil de ver cómo la libertad de elegir MATAR a tu hijo es de alguna forma compatible con el derecho más básico de todo ser humano, el derecho a la vida. Y mientras Planned Parenthood da algunos servicios limitados a los varones, ellos aún sólo representan una pequeña parte del negocio de Planned Parenthood (13% del afiliado del Suroeste Pacífico de Planned Parenthood).

Fuente: http://www.lifenews.com/2017/02/20/planned-parenthood-kills-323999-babies-in-abortions-provides-only-17419-moms-prenatal-care/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe