El «Acto de Apoyo a los niños, jóvenes y familias» está siendo impulsado por la Premier de Ontario Kathleen Wynne, quien está casada con otra mujer.

El Proyecto de Ley descrito como «totalitario» ha sido ampliamente criticado desde que fue presentado.

Ideología de género

Las críticas dicen que bajo el Proyecto de Ley los padres que se opongan a la ideología de género podrían ser excluidos de la adopción y acogimiento por no proveer un hogar considerado «en las mejores condiciones para el niño».

Esto abarcaría la noción de que hay más de dos sexos o de que alguien puede estar «atrapado en el cuerpo incorrecto».

Jeff Gunnarson, Vice Presidente de la Coalición de Campaña por la Vida, dijo: «La premisa que prohíbe a los canadienses con principios tradicionales de ser padres basado en las mejores condiciones para los niños es una mentira que debe ser expuesta».

Él añade: «Este gobierno liberal está realmente diciendo a los canadienses que no creen en la teoría de la identidad de género o el estilo de vida gay: “Ustedes no son aptos para ser padres. Ustedes son ciudadanos de segunda clase que deben ser prohibidos de adoptar niños”».

Control del Estado

Gwen Landolt, Vice Presidente de Mujeres Reales de Canadá, dice que el Proyecto de Ley es un reflejo de la ideología de género de una Premier que «no piensa mucho en la familia, que piensa que el Estado debe tener control de los niños, con su educación sexual».

«Es un reflejo de su ideología, pero no la de los padres», ella añadió.

El Proyecto de Ley además remueve la fe religiosa en la cual los padres están criando a sus hijos como una consideración para los servicios de protección al menor.

Al contrario, instruye a los padres a criar a sus niños «de acuerdo con la creencia personal del joven o niño, la identidad comunitaria e identidad cultural».

30 Enero del 2017. The Christian Institute.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe