l negocio del aborto está, afortunadamente, en peligro de extinción en siete Estados de los Estados Unidos, donde sólo queda un establecimiento dedicado al cometido de acabar con la vida en desarrollo intrauterina.

La caída del apoyo social al aborto, la apuesta por la vida de cada vez más mujeres embarazadas en dificultad y el apoyo de los grupos provida está cambiando el mapa del aborto en EE.UU.

En este momento, hay siete territorios federados de los Estados Unidos en los que sólo queda un establecimiento donde se sigue practicando el aborto, según detalla el medio on line feminista y proaborto, Bustle.com.

Hasta el pasado mes de diciembre, eran cinco estados, pero en enero West Virginia y Kentucky cerraron una nueva instalación abortista y se sumaron al ‘club’ de los estados con un solo abortorio.

Los otros territorios en los que se está a un paso de acabar con el negocio abortista son Mississippi, Missouri, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming.

Aborto clandestino aún con aborto legal

Uno de los aergumentos más antiguos de los partidarios del aborto es el que supone que con el aborto legal dejarán de producirse abortos en “malas condiciones” (se entiende que para la madre). Sin embargo esto no es cierto.

El cierre del penúltimo establecimiento abortista en Kentucky tuvo lugar el pasado 27 de enero, cuando las autoridades sorprendieran a sus dueños camuflandolo como un consultorio médico que además tenía sus instalaciones en condiciones absolutamente insalubres, motivo por el cual se le retiró la licencia preceptiva.

A pesar de estar en pésimas condiciones, en Bustle.com se considera que “el acceso a una salud reproductiva segura ha sido paralizado” en Kentucky.

West Virginia fue el sexto estado en incorporarse a la lista “sólo queda un abortorio” después de que cerrara su penúltimo negocio de abortos el pasado 17 de enero en la ciudad de Charleston.

Al parecer, su dueña cerró el abortorio porque le había llegado la hora de la jubilación. Este estado prohibió en mayo de 2016 el aborto por desmembramiento superando el veto del gobernador Temblin, como ya se informó.

En Missouri no encuentran médicos 

El pasado año, un establecimiento de Planned Parenthood tuvo que dejar de hacer abortos en Missouri porque sus gerentes no fueron capaces de encontrar quien se prestara a practicar los abortos con suficiente cualificación.

La ley de Missouri exige que quienes practiquen el aborto sean especialistas con cualificación suficiente para atender emergencias dada la complejidad y el riesgo de las intevenciones de aborto.

Otro establecimiento abortista de Missouri podría estar a punto de cerrar debido a las denuncias de grupos provida para que se investigara una frecuencia anormal de intervención de ambulancias para atender a las mujeres que abortan.

Según the News-Leader, este abortorio de Planned Parenthood, ha llamado al número de emergencias (911) debido a complicaciones en el proceso de aborto una vez cada seis semanas de media desde 2009.

Cierre masivo de abortorios

Entre 2011 y 2015, al menos 162 abortorios cerraron o dejaron de practicar abortos, aunque abrieron 21 nuevos, según un informe de Bloomberg.

La falta de negocio ha sido un factor creciente en el cierre de los abortorios en los Estados Unidos. En 2014 cayeron por pimera vez desde 1975 desde 1975, según el Instituto Guttmacher.

Según el análisis de Bloomberg, el cierre creciente de negocios abortistas se debe en gran medida en a que cada vez hay menos médicos dispuestos a terminar con el desarrollo vital intrauterino de los embriones.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe