Planned Parenthood ha intentado lavar su ya penosa reputación con un acto de lo más bajo. En un nuevo anuncio presentado por el gigante abortista tras la retirada de la financiación pública por parte de Estados Unidos, una mujer de nacionalidad china afirma que cuando entró en uno de los centros, el “médico” le aconsejó que no abortara.

Así cuenta Adeline su historia: “Me enteré que estaba embarazada… no lo esperaba. La opción más práctica era someterme a un aborto, pero tenía muchas dudas. Cuando fui a ver al médico estaba destrozada. Me miró a los ojos y me dijo: ‘Algo me dice que hoy no es ese día, ve a casa, descansa y pide de nuevo otra cita’. Ojalá hubiera sabido su nombre para poder decirle que gracias a ella soy madre”.

La verdad es que Planned Parenthood está especializado en abortos, una realidad que intentan ocultar asegurando que el número de abortos que practican en sus centros no llega al 3%. Un porcentaje falso. El gigante abortista practica el 30% de todos los abortos de Estados Unidos y solo dispone del 2% de servicios para evitar el cáncer y cuidados prenatales.

Por ello, Planned Parenthood está intentando por todos los medios proteger su financiación, de ahí este malintencionado anuncio que presenta una realidad tan sesgada que parece casi imposible de imaginar: que un “médico” de Planned Parenthood niegue su propia misión y aconseje a una mujer que no se someta a un aborto.

El primer proveedor de aborto no es ningún consejero para las mujeres, ni las ayuda, ni las guía para ser madres, más bien se ha lucrado a costa de ellas. A pesar de recibir del estado cerca de 540 millones de dólares, en Planned Parenthood cobran la visita “médica” y cobran los abortos. Su único objetivo no es la salud de las mujeres, sino hacer caja.

La estrecha relación que mantenía con la administración Obama le sirvió para expandir la cultura de la muerte por todo Estados Unidos y Con el triunfo de Trump, la financiación de Planned Parenthood está en la cuerda floja, sus días de gloria están llegando a su fin y su presidenta Cecile Richards lo sabe.

Por eso se empeñan en hacer campañas como esta donde aparece una mujer que “agradece el apoyo incondicional de Planned Parenthood”, un mensaje ya repetido en la manipulación propagandística.

“Responsables de asesinar a millones de no nacidos”

En un informe de la organización pro-vida Life Action ponía en evidencia el gran negocio que han montado a costa de la vida de miles de inocentes. Solo en entre 2014-2015 han atendido a 2,5 millones de mujeres y han practicado casi 330.000 abortos. Esto significa 887 abortos al día, 37 en cada hora.

Además de los abortos (un 3% de su trabajo), la multinacional trafica con restos de fetos, lo que constituye delito federal: es responsable de traficar con los restos de bebés abortados, que vendían sus órganos y tejidos a otras empresas que elaboraban investigaciones “médicas”.

También se ha desvelado que el gigante abortista ha encubierto mafias de prostitución y es responsable de que menores de edad aborten obligadas por sus proxenetas, como ha contado Actuall recientemente.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe