En la primera vez que un vicepresidente de Estados Unidos participa en una Marcha por la Vida, Mike Pence, segundo al mando tras Donald Trump, dirigió un discurso a los manifestantes en Washington D.C. y aseguró que en ese país “la vida está ganando”.

“De parte del Presidente de Estados Unidos y de mi pequeña familia, les agradecemos por defender la vida, les agradecemos por su compasión, les agradecemos por su amor, por las mujeres y niños de Estados Unidos”, expresó Pence.

Durante su carrera política, Pence ha defendido continuamente la vida y se ha opuesto al aborto.

Antes del discurso de Pence, su esposa, Karen, recordó que esta “no es nuestra primera Marcha por la Vida, pero es la más cálida”.

El Vicepresidente de Estados Unidos aseguró que este 27 de enero “es un buen día y es el mejor día que he visto para la Marcha por la Vida en más de una forma”.

Pence recordó que los fundadores de Estados Unidos declararon como derechos inalienables la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Sin embargo, lamentó, en 1973, con la sentencia del caso Roe vs. Wade, que legalizó el aborto en todo el país, “nuestra Corte Suprema se alejó del primero de estos ideales intemporales.”.

Sin embargo, el avance actual de la defensa de la vida en Estados Unidos, dijo, “es evidente en la elección de mayorías provida en el congreso de los Estados Unidos de América”.

“Pero no es más evidente de ninguna otra forma más que en la histórica elección de un presidente que defiende un Estados Unidos más fuerte, más próspero. Y un presidente que digo orgulloso que es un presidente que defiende el derecho a la vida, el Presidente Donald Trump”.

Pence aseguró que Trump le pidió “que esté con ustedes hoy, me pidió que les agradezca por su ayuda, por su defensa de la vida, y por su compasión por las mujeres y niños de Estados Unidos”.

Pence destacó la reciente orden ejecutiva que reinstaura la política de Ciudad de México, que prohíbe el financiamiento a organismos no gubernamentales en el exterior que realicen o promuevan abortos como política de control natal.

En este gobierno, dijo, “estamos en el negocio de cumplir promesas”, y aseguró que este gobierno “trabajará con el Congreso para acabar con el financiamiento público de abortos y proveedores de abortos”.

Este dinero, dijo, será redistribuido  en centros de salud para mujeres que no realicen abortos.

Además, anunció, la próxima semana Trump anunciará el nominado a la Corte Suprema, que ocupará el lugar del fallecido juez Anthony Scalia.

Pence destacó que “hemos llegado a estén momento histórico en la causa de la vida”, pero alentó a asumirlo “con respeto y compasión por todos los estadounidenses”.

Que este movimiento sea conocido por la compasión no por la confrontación”, dijo, y aseguró que “continuaremos ganando los corazones y mentes de la nueva generación”.

“Para curar nuestra tierra y restaurar la cultura de la vida, debemos seguir siendo un movimiento que los abraza a todos, se preocupa por todos y muestra respeto por la dignidad y valor de toda persona”, alentó.

Pence aseguró que el gobierno estadounidense no descansará “hasta restaurar la cultura de la vida en Estados Unidos para nosotros y la posteridad”.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe