Otra victoria para la comunidad pro-vida, la inocencia de David Daleiden ha quedado demostrada una vez más.

El principal cliente de la multinacional abortista, la empresa StemExpress, ha retirado la demanda contra el investigador que sacó a la luz los polémicos vídeos que evidenciaban cómo el gigante abortista Planned Parenthood vendía los órganos de los bebés abortados.

Daleiden, fue acusado por el propio Planned Parenthood y su mano derecha y mayor cliente StemExpress por “haber manipulado los vídeos y por violar la privacidad de las empresas y la venta de órganos”.

Sin embargo, el principal cliente de la multinacional abortista ha decidido dar marcha atrás en su intención de censurar David Daleiden.

Corría el verano de 2015 cuando la organización próvida Centro para el Progreso Médico lanzaba una serie de vídeos grabados con cámara oculta en los que directivos de Planned Parenthood negociaban la venta de órganos de los fetos abortados en sus centros.

El auge del mayor negocio de Planned Parenthood quedada al descubierto, y su principal cliente también, en la mayoría de los vídeos, el nombre de StemExpress aparecía en multitud de ocasiones. Por ello, decidieron ir contra el autor de los vídeos.

Y él lo sabía, así lo explica Daleiden: “StemExpress fue la primera de los cómplices de Planned Parenthood en presentar una demanda contra periodistas ciudadanos y fue además la primera en buscar una restricción previa inconstitucional contra nuestros derechos de la Primera Enmienda para hablar y publicar”.

Una denuncia sin fundamento ya que hasta la Cámara de Representantes de Estados Unidos declaró que Planned Parenthood cometió delitos federales.

Si en esta cámara tienen clara la responsabilidad de Planned Parenthood, en el Senado también están actuando en consecuencia con el gran objetivo de conseguir retirar la financiación del gigante abortista. Un proyecto que todavía está en proceso.

Tejidos fetales de procedencia ilegal

Como ya hablamos, StemExpress es una de las empresas que adquirió y revendió los órganos y tejidos de los bebés abortados en centros de Planned Parenthood.

Por ello, StemExpress fue investigada por el Comité de Investigación para la Defensa de Vidas Infantiles de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, no solo por el contrabando de bebés abortados, sino además por el gran beneficio económico que sacó con la venta.

Desde que comenzó la investigación, la empresa ha querido vengarse del autor de los vídeos con una denuncia.

“Ahora, el vídeo está en la luz pública para que todo el mundo lo vea. StemExpress se enfrenta a denuncias criminales en múltiples jurisdicciones”, ha señalado Daleiden.

Para Daleiden la retirada de la denuncia, es una “victoria de la libertad de la expresión y del periodismo ciudadano”.

“La rendición de StemExpress supone un mensaje inequívoco para Planned Parenthood, la Federación Nacional del Aborto y todos sus compinches políticos, quienes se atreverían a atacar la Primera Enmienda para encubrir sus crímenes”, ha sentenciado.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe