Ernesto Álvarez, ex presidente del Tribunal Constitucional de Perú y actualmente decano de la Facultad de Derecho de la Universidad San Martín de Porres, criticó un reciente fallo judicial que ordena al Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) que reconozca el mal llamado “matrimonio” homosexual contraído por dos hombres en México.

En declaraciones a la cadena radial RPP, Álvarez señaló que el fallo del juez a cargo del 7º juzgado constitucional de Lima, difundido el 10 de enero, “más que error es una audacia propia de un juez liberal que quiere ir más allá de la ley, estableciendo su propia visión de la Constitución”.

El 10 de enero se hizo pública una sentencia del 7º juzgado constitucional de Lima, con fecha 21 de diciembre de 2016, que ordena a RENIEC inscribir el matrimonio homosexual de Óscar Ugarteche y Fidel Aroche, realizado en Ciudad de México en 2010.

“Yo creo que lo que corresponde es poner un poco de orden, de calma, y la sala constitucional determinar que esto, vía improcedencia previa, se dilucide ante el Tribunal Constitucional ya con argumentos netamente constitucionales”.

El ex presidente del TC explicó que “la no discriminación opera siempre y cuando se considere que estamos ante un derecho humano”, y señaló que “el argumento conservador señala que no se trata de un derecho humano por cuanto se pide el acceso a una institución jurídica que tiene sus propias connotaciones y sus propias condiciones”.

Álvarez señaló que “el matrimonio como tal, en el Perú, se sujeta a la Constitución, protección de la familia y protección al matrimonio, y al Código Civil, que desarrolla la Constitución, que establece que el matrimonio es la unión entre hombre y mujer”.

Mientras el Tribunal Constitucional no dé la razón a los demandantes, indicó el jurista, “los jueces del Poder Judicial están exigidos, de cumplir la ley, salvo que la Constitución en forma expresa determine algo contrario a la ley, que no es el caso”.

Por su parte, Benito Portocarrero, gerente de Imagen Institucional de RENIEC, señaló que esta institución apelará el fallo del 7º juzgado constitucional de Lima.

Entrevistado por RPP, Portocarrero, recordó que “nuestro Código Civil, del año 1984, dice a la letra que el matrimonio es la unión voluntariamente concertada por una mujer y un varón legalmente aptos para ella”.

Desde 2013 diversos colectivos han intentado legalizar el matrimonio homosexual en Perú. Ese año se presentó un proyecto de ley de unión civil homosexual, que diversos expertos denunciaron como un matrimonio encubierto.

La propuesta legislativa fue rechazada por el Congreso de Perú en marzo de 2015.

Los congresistas oficialistas Carlos Bruce y Alberto de Belaúnde presentaron un proyecto similar en noviembre de 2016.

La Constitución peruana, en su artículo 4, señala que la comunidad y el Estado “protegen a la familia y promueven el matrimonio”, y el Código Civil, en su artículo 234, explica que “el matrimonio es la unión voluntariamente concertada por un varón y una mujer legalmente aptos para ella”.

Desde marzo de 2010, el matrimonio homosexual es legal en Ciudad de México. Esta práctica está permitida también en los estados mexicanos de Campeche, Chihuahua, Coahuila, Colima, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit y Quintana Roo y en algunas localidades de los estados de Guerrero, Puebla y Querétaro.

En 2016 se realizaron numerosas manifestaciones en diversas partes de México contra una propuesta de reforma constitucional del presidente Enrique Peña Nieto, que buscaba hacer legal el matrimonio homosexual en todo el país. En noviembre de ese año, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados rechazó la iniciativa de Peña Nieto.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe