Con 57 votos a favor, 27 en contra y una abstención, el pleno aprobó incluir en la Constitución de Ciudad de México el derecho a la eutanasia, propuesto por el diputado perredista Jesús Ortega.

Al presentar una reserva al artículo 11, inciso A, en el que se menciona que “toda persona tiene derecho a la autodeterminación y al libre desarrollo de su personalidad”, Ortega pidió que se agregara “el derecho a la muerte digna”.

“Este derecho fundamental deberá posibilitar que todas las personas puedan ejercer plenamente sus capacidades para vivir con dignidad. La vida digna contiene implícitamente el derecho a una muerte digna”, señaló.

El legislador explicó que por cuestión “de suspicacias y desinformación”, decidió poner en la reserva “muerte digna, que es el término etimológico de eutanasia”. Ortega resaltó que corresponderá a la Asamblea Legislativa decidir en qué circunstancias aplicará este concepto, además de que tendrán que armonizar lo aprobado con la Ley de Voluntad Anticipada, que ya existe en la capital.

El perredista dijo que aprobar esto en la Constitución local no significa que estén a favor de la muerte y contra la vida; al contrario, lo que “nos interesa es que la gente de manera consciente decida morir con dignidad”. Asimismo, Ortega dijo que el artículo 11 se debe discutir desde una “visión verdaderamente laica y todos debemos tener el mayor de los cuidados para no hacer un debate que implique convicciones, posiciones de carácter religioso o de moral religiosa”.

Durante la discusión de este artículo, la diputada constituyente designada por el presidente, Enrique Peña Nieto, Beatriz Pagés, se pronunció en contra y el legislador perredista Isidro Cisneros, a favor. Posteriormente, los integrantes de Morena, PRD, el grupo Constitucionalista (designado por el jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera) y Nueva Alianza rechazaron todas las recomendaciones de PRI, PAN, PVEM y Encuentro Social, en las que proponían colocar “el derecho a la vida desde la concepción”, ya que significará criminalizar a las mujeres.

En tanto, la diputada por Acción Nacional, Cecilia Romero, afirmó que “no se puede vivir si no se vive”, y calificó de incongruencia que “este salón hable del derecho a la muerte y no del derecho a la vida”. Asimismo, el diputado por Encuentro Social, Hugo Eric Flores, señaló que era “una vergüenza que este Constituyente no discuta, que solo se levanten manos automáticamente para votar en contra”, y dijo que la verdadera pregunta era si “el fundador de Morena (Andrés Manuel López Obrador) pensaba como votan sus constituyentes”.

Aunque las reservas sobre este tema no fueron admitidas a discusión, tampoco prosperaron las propuestas para que en materia de derecho a la integridad se agregara que toda persona tiene el derecho a disponer de su propio cuerpo.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe