El presidente electo, Donald Trump, nombró a la directora de campaña Kellyanne Conway como la primera mujer de uno de los partidos principales que condujo a un candidato presidencial a la victoria en las elecciones generales.

Después de conducir la campaña de Trump, Conway, que ha asesorado a los grupos pro-vida y tiene una historia considerable hablando y participando en eventos pro-vida, ha servido como miembro principal de la transición de Trump.

Funcionarios dijeron el jueves que la estratega y la encuestadora continuará su papel entre los asesores cercanos  al presidente, mientras que también trabajará con los altos dirigentes para «comunicar y ejecutar efectivamente las prioridades y acciones legislativas de la administración».

«Kellyanne Conway ha sido una estratega y asesora de confianza que desempeñó un papel crucial en mi victoria», dijo Trump en un comunicado. «Ella es una defensora infatigable y tenaz de mi agenda y tiene ideas increíbles sobre cómo comunicar eficazmente nuestro mensaje. Estoy contento de que ella sea parte de mi equipo principal en el ala oeste».

Conway dijo que el nombramiento es una oportunidad increíble y que una presidencia de Trump traerá un cambio real a Washington y para los estadounidenses.

«Me siento honrada de ayudar a transformar el movimiento que ha llevado a una verdadera agenda de acción y resultados», afirmó.

¿Quien es ella?

Kellyanne Conway, de 49 años, católica y madre de cuatro hijos, se graduó en el Trinity College de Washington DC y obtuvo el título de abogada en la facultad de derecho de la Universidad George Washington.

Ella fundó La Compañía de Sondeo, inc./WomanTrend hace 21 años, una firma de investigación que sirve a líderes políticos, organizaciones sin fines de lucro y empresas con oficinas en Nueva York y DC. Sus clientes han incluido el vicepresidente electo Mike Pence y el ex presidente de la Cámara Newt Gingrich .

Está casada con George Conway, socio de una firma de abogados de Nueva York, y la familia vive en Alpine, Nueva Jersey, uno de los códigos postales más ricos de Estados Unidos.

La respuesta al nombramiento de Conway como consejera de Trump fue positiva entre los católicos y los líderes pro-vida. Jay Richards, profesor de la Escuela de Negocios y Economía Busch de la Universidad Católica de América y editor ejecutivo de The Stream.org, dijo que estaba complacido de ver que Conway obtuvo un puesto clave en la administración de Trump y esperó que ella continúe proporcionando un asesoramiento invaluable al nuevo presidente.

«La contratación de Kellyanne Conway fue un punto de inflexión para la campaña presidencial de Trump», dijo Richards.

«Kellyanne sirvió para refinar la retórica de Trump sobre asuntos clave para los católicos, especialmente sobre el aborto y la libertad religiosa», continuó. «El voto católico, que antes en la campaña estaba fuertemente en contra de Trump, giró en la dirección de Trump el día del voto».

Un punto crucial en la campaña de Trump que alcanzó a los católicos fue cuando posturas conflictivas de los candidatos sobre el aborto salieron a la luz en un acalorado intercambio en cuestión de minutos a partir del inicio del tercer y último debate presidencial.

«Estoy convencido de que un factor clave para muchos católicos vino en el tercer debate, cuando ambos candidatos discutieron sus opiniones sobre el aborto» declaró Richards.

Kristan Hawkins, presidenta de Estudiantes por la Vida de América (SFLA), elogió las credenciales pro-vida y conservadoras de Conway, diciendo que Conway era de lejos el mejor de las selecciones del personal de Trump y que estaba encantada con la cita.

«Kellyanne ha sido un elemento destacado en el movimiento conservador y pro-vida durante años, prestando su sabiduría y experiencia a las buenas causas de muchos candidatos y organizaciones», dijo Hawkins en un comunicado proporcionado a LifeSiteNews. «Ella entiende el valor de proteger la vida inocente y de comunicar ese mensaje con eficacia».

Cuando Conway fue nombrada para dirigir la campaña de Trump en agosto, Dave Andrusko escribió que era un testimonio del sesgo contra la campaña de Trump que pasó prácticamente desapercibido ya que ella era la primera mujer en dirigir una campaña presidencial importante.

«Pero lo que no pasó desapercibido para los pro-vida es que alguien que ha trabajado en las trincheras durante décadas en beneficio de los bebés no nacidos, alguien que en el pasado ha encuestado por el Derecho Nacional a la Vida, se encargue de la campaña del señor Trump», explicó.

Conway no ha evitado ser una voz pro-vida, incluso en situaciones que no están directamente relacionadas con la defensa pro-vida.

En el escenario con la presidenta de Planned Parenthood Cecile Richards en el Festival de Nueva York de 2012, Conway respondió a la crítica de Richards de que el entonces el candidato Mitt Romney quería derrocar a Roe v Wade y prohibir la anticoncepción en planes de salud y su afirmación de que tanto el aborto como la anticoncepción eran «un problema básico de salud».

Conway explicó a partir de sus resultados de la encuesta que las mujeres no limitan su visión de los servicios de salud a los «servicios» que la cadena de aborto estaba más interesada en proteger, e hizo notar como el lobby del aborto cambia la terminología para adaptarla a su agenda.

«Cuando las mujeres hablan de la salud de la mujer, realmente no lo restringen al aborto y a la anticoncepción», dijo Conway a Richards. «Y parte del secuestro de un léxico de este año ha sido, en lugar de hablar sobre el aborto – entonces era la elección – ahora es la salud de la mujer … Es una forma de insultar a las mujeres que también ven la salud como el tratamiento contra el cáncer y el acceso a la atención sanitaria».

Cuando Richards intentó interponer que Planned Parenthood considera los problemas del cáncer como parte del servicio de salud, Conway respondió: «Bueno, no te escuché decir eso en ningún momento hoy, y bueno, tu grupo se llama Planned Parenthood; no se llama planeación para ser octogenario».

«Estoy encantado de que una madre católica de cuatro hijos que ha defendido la vida inocente toda su carrera ahora esté ayudando a dar forma a la toma de decisiones presidenciales», agregó también Deal Hudson.

Hudson, editor de The Christian Review, inició la creación del Grupo Asesor Católico de la campaña Trump.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe