El gobierno de Reino Unido reparte grandes sumas de dinero todos los años provenientes de sus fondos públicos a diferentes empresas dedicadas al negocio del aborto para que ayuden a combatir la pobreza en países subdesarrollados.

Sin embargo, se ha descubierto que estas ayudas no se utilizan para proyectos humanitarios, sino que van dirigidas especialmente a enriquecer los bolsillos de sus ejecutivos.

Este hallazgo forma parte de una investigación del diario inglés DailyMail quién ha desvelado los nombres de las empresas y de los ejecutivos que reciben dinero para proyectos solidarios, pero que nunca llegan a destino.

Una de estas empresas no podría ser otra que el gigante abortista Planned Parenthood. Según la investigación recibió 32 millones de dólares en 2013 por parte del gobierno británico. En teoría el destino de la partida era proyectos contra la pobreza.

Directora ejecutiva de Planned Parenthood Carmen Barroso/Livesitenews
Carmen Barroso es una de las directivas de Planned Parenthood beneficiadas /Livesitenews

En la práctica, el dinero no acabó en los bolsillos de los pobres precisamente. Sirvió para pagar, entre otras cosas, a una de sus directivos, la brasileña Carmen Barroso que se embolsó en solo un año 427.000 dólares.

El gigante abortista pagó además a otros 14 empleados que cobraron de esas ayudas más de 124.000 euros.

Otra organización que ha usado las ayudas que da el gobierno del Reino Unido ha sido la compañía proaborto Marie Stopes.

Cada año recibe por parte del Reino Unido 58 millones de dólares para “ayudas a la caridad”, pero bien es sabido que estas ayudas las utiliza, por una parte, para promover el aborto y los anticonceptivos en países subdesarrollados y por otra, para pagar a sus directivos importes millonarios.

Simon Cooke CEO de la empresa abortista Marie Stopes/Twitter
Simon Cooke CEO de la empresa abortista Marie Stopes/Twitter

Simon Cooke, director ejecutivo de Marie Stopes recibió en 2015 la suma de 210.000 dólares, además de una paga de Navidad de 310.000 dólares.

En la investigación del diario inglés también se menciona al Comité estadounidense Internacional de Rescate, dedicado a “garantizar que las mujeres y las niñas de todo el mundo puedan acceder al aborto de manera gratuita”.

En la investigación acusan a su presidente, David Miliband de hipócrita. Miliband es conocido por culpar al gobierno de la escasez de ayudas que reciben para “la asistencia vital” de las mujeres en África central y Siria.

David Miliband presidente del Comité Internacional de rescate/Twitter
David Miliband presidente del Comité Internacional de rescate/Twitter

Sin embargo, se ha desvelado que de las ayudas que reciben, el presidente se adjudica 657.000 dólares. “Ahora sabemos que de las ayudas que reciben, solo una parte mínima va dirigido a la asistencia primaria y reproductiva”, se afirma en el informe.

No podía faltar en este elenco Save the Children,  es otra que se enriquece a costa de vidas inocentes destruidas. Recibió del gobierno británico 12 millones de dólares para contribuir a los costes de la campaña contra el hambre. Eso en teoría. En realidad utilizaron ese dinero para pagar a su presidente casi 750.000 dólares, además repartieron a 17 empleados 200.000 dólares a cada uno.

El político del partido conservador y director del Comité Internacional para el Desarrollo Pauline Latham ha condenado estos pagos excesivos, asegurando que “estos no son salarios normales, es indignante”.

Mientras tanto, la secretaria del Departamento de Desarrollo inglés Priti Patel ha congelado las nuevas ayudas a la caridad hasta que finalice la investigación que relaciona el dinero de las ayudas humanitarias con los pagos a ejecutivos.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe