El gobierno del Estado de Texas en Estados Unidos ha suspendido oficialmente el financiamiento a través del programa Medicaid a la multinacional abortista Planned Parenthood.

Entre las causas citadas en el aviso legal final entregado a la multinacional están el de mala conducta y violaciones a los estándares médicos aceptables.

Stuart Bowen, inspector general de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas (HHSC), dijo en la carta que los videos encubiertos del Centro de Progreso Médico (CMP) mostraron que «Planned Parenthood violó las leyes estatales y federales».

Bowen escribió que los videos revelaron la triste historia detrás de Planned Parenthood al «desviarse de los estándares aceptados» para traficar con muestras de tejido para los investigadores, con la intención de «ganar más allá de los costos incurridos para obtener tejido fetal», junto con otras violaciones.

«Su mala conducta está directamente relacionada con que si está calificada para proporcionar servicios médicos de una manera profesionalmente competente, segura, legal y ética», dijo Bowen. «Sus acciones violan los estándares médicos generalmente aceptados, como se refleja en la ley estatal y federal, y son violaciones del programa de Medicaid que justifican la terminación de su financiamiento».

Los funcionarios de salud estatales enviaron el aviso el martes, señalando que en 30 días la cadena de aborto ya no cobrará los 3,1 millones de dólares en fondos de Medicaid que estaba recibiendo.

Esa fecha del 19 de enero de 2017 podría demorarse si Planned Parenthood apelara la decisión en un plazo de 15 días y solicitara una audiencia administrativa.

Antecedentes

La Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas envió por primera vez a Planned Parenthood un aviso de intención de retirar su financiamiento de Medicaid en octubre de 2015, unos meses después de la publicación de la serie de videos encubiertos que mostraban a los líderes de la organización traficando partes de los cuerpos de los bebes abortados y alardeando ser muy eficientes en sus técnicas para realizar abortos dejando los órganos intactos.

Inclusive uno de los videos de CMP mostró a un empleado de Texas Planned Parenthood declarando que los abortistas están dispuestos a alterar el proceso de aborto para recolectar las partes del cuerpo que los investigadores están buscando o entregar el cuerpo de un niño esencialmente intacto, todo esto aunque la ley federal prohíbe la venta de órganos humanos.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe