“¿Quiere el cerebro fresco? ¿O congelado?”, ésta es una de las preguntas que le hace uno de los trabajadores de Planned Parenthood al periodista que se hace pasar por un comprador interesado en un vídeo realizado con cámara oculta en los famosos videos que circularon el año pasado.

Kevin y Nicole a las puertas de Planned Parenthood

En la grabación se muestra cómo Planned Parenthood comercializa con órganos de fetos abortados, aunque legalmente ‘sólo’ tienen permiso para entregar los restos para investigación de forma gratuita.

Medio hígado por 350 dólares o 750 por el cerebro, son algunos de los precios que muestran en una factura.

En otra grabación aparece una trabajadora de la multinacional mientras descubre sin inmutarse los restos de un feto “destrozado” tras un aborto y del cual busca las partes que se pueden vender. “Es un bebé”, bromea la mujer. -Otro chico -añade, recogiendo una pierna cortada-.

“Queremos adoptar a un bebé que vaya a ser abortado”

Después de ver estos vídeo, Kevin Cook, un estudiante de 4º curso en el Seminario de Asbury, que atiende con su mujer Nicole la Iglesia Anglicana de Kentucky y que próximamente será ordenado pastor de la misma, publicó la siguiente carta en su blog:

“He estado orando, esperando, deseando, y suplicándole a Dios un hijo durante casi dos años. Pasar por problemas de fertilidad es una de las experiencias más estresantes y desgarradoras a las que me he tenido que enfrentar en mis 30 años de vida. Mi mujer Nicole y yo tuvimos un aborto hace aproximadamente un año y medio, y desde entonces hemos intentado tener un hijo desesperadamente, sin ninguna suerte.

Cuando veo estos vídeos tan horribles y los beneficios que Planned Parenthood obtiene de la venta de órganos de fetos abortados, se me rompe el corazón … me destroza completamente. […]

Tanto para mí como para aquellos que se enorgullecen de luchar por los derechos civiles y la justicia social es espantoso quedarme callado ante este tema. […]

Si alguien por ahí lee esto y está pensando en abortar, yo me quedaré con su bebé. ¡Mi esposa y yo adoptaremos felices a su hijo! Lo digo completamente en serio. Si está embarazada y no quiere a su hijo, nosotros le querremos. No es un feto. Es una bendición. La vida importa” 

Detalle de la mano de un bebé agarrando el dedo de un adulto. /PixabayPara Kevin y Nicole no era una promesa en vano. El 30 de octubre, Kevin publicó una segunda entrada en su blog, junto con la imagen que se muestra a continuación:

“Después de meses de oración y discernimiento, Nicole y yo hemos decidido actuar. La semana pasada comenzamos a estudiar el proceso de adopción. Hicimos algunas investigaciones y contactamos con una serie de agencias de adopción. Aunque sabemos que será difícil, queremos adoptar a un bebé que de otro modo sería abortado.

Hace dos semanas Nicole se detuvo y habló con los trabajadores que se encuentran en las afueras de una clínica abortista en Lexington tratando de captar mujeres que quieran abortar. Ésta es la única clínica abortista de la ciudad y abre los jueves y viernes por la mañana, durante los cuales todo lo que hacen es abortos, tanto con cita previa como a mujeres que llegan de forma espontánea.

Así que decidimos hacer nuestros propios carteles y salir a la calle. Esta mañana hemos salido a rezar y tratar de llegar a la gente solamente con el amor de Dios”.

Ese día, mientras se encontraban en los alrededores de las instalaciones abortistas, fueron muchos los que se burlaron de Kevin y Nicole, otros les ignoraron.

Sin embargo ellos no se dieron por vencidos. Se fueron a casa y compartieron la foto en Facebook, junto con su sueño de adoptar.

Su historia se hizo viral y conmovió al momento a muchísimas personas. De repente miles de personas estaban compartiendo su publicación y Kevin y Nicole no dejaban de recibir mensajes.

Cuatro días después, Kevin publicó una tercera actualización en su blog:

“Hemos estado en contacto con decenas de mujeres embarazadas que estaban pensando en abortar, pero después de ver nuestra publicación se han puesto en contacto con nosotros y han reconsiderado la situación. […]

Las madres siguen enviándonos mensajes y vemos cada uno de ellos como una oportunidad para salvar una vida, ya sea adoptando a su hijo o conectándolas directamente con agencias de adopción local. Sabemos que es un proceso largo pero esperamos encontrar a nuestro hijo pronto y comenzar este largo viaje juntos!

Cientos de mujeres nos han enviado mensajes diciendo que preferirían dar a su bebé en adopción en lugar de abortar, pero no saben cómo hacerlo. Vamos a hacer una recopilación de agencias de adopción para dársela a esas mujeres. La solución para poner fin al aborto incluye ofrecer a las mujeres embarazadas alternativas claras a la muerte”. […]

Al día siguiente, uno de los amigos de Kevin compartió esta historia en Facebook:

“Esto es lo que acaba de suceder: Kevin y yo estamos trabajando en Starbucks y una mujer le ha reconocido por su publicación sobre la adopción. Le ha contado que tiene una amiga que ha decidido no abortar gracias a su blog y que… ¡quiere darles el bebé!”

Finalmente la mujer decidió tener a su hijo y no darlo en adopción.

Después de la espectacular respuesta a su publicación viral les contaron la historia de un niño de 5 años de África cuyos padres adoptivos necesitaban darlo de nuevo en adopción.

Su historia nos conmovió y el Señor nos hizo ver que toda vida importa, no sólo la del no nacido o los bebés. Decidimos escucharle y en estos momentos estamos en proceso de adoptar a este pequeño”.

¡Hemos sido increíblemente bendecidos por la familia, los amigos y la comunidad de seguidores que hemos conocido a lo largo de este camino! ¡Estamos muy agradecidos de teneros a todos en nuestras vidas!, cuentan emocionados.

kevinadoptpp
Kevin y Nicole

A partir del 1 de diciembre necesitamos recaudar alrededor de 8.000 dólares para cubrir los gastos legales y las tasas de adopción restantes. Si somos capaces de recaudar más que eso, ayudaría a cubrir el costo de la consejería familiar, la terapia del habla y todas las otras necesidades inmediatas que nuestro hijo necesita”, explican en la plataforma GoFundMe en la que han creado una petición para conseguir ayuda para los gastos de la adopción.

Kevin y Nicole explican que por razones legales no pueden publicar imágenes o información más detallada hasta que se complete el proceso de adopción, pero prometen a todas las personas que llevan más de un año ayudándoles de forma incansable que les presentarán a su hijo tan pronto como lo tengan entre sus brazos.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe