En un nuevo documento de 90 páginas titulado «El don de la vocación sacerdotal», la Congregación para el Clero afirma que los que viven el estilo de vida homosexual, apoyan la «cultura gay» o tienen «tendencias homosexuales profundamente arraigadas» se encuentran en una situación que les impide gravemente relacionarse correctamente con hombres y mujeres».

El don de la vocación sacerdotal cita directamente la Instrucción de la Congregación para la Educación Católica del año 2005 sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación con las personas de tendencias homosexuales antes de su admisión al seminario y las órdenes sagradas.

Mentir sobre las atracciones sexuales muestra una «actitud engañosa que no corresponde al espíritu de verdad, lealtad y apertura que debe caracterizar la personalidad de aquel que cree que está llamado a servir a Cristo y a su Iglesia en el sacerdocio ministerial», reitera el documento, citando de nuevo a la Instrucción de la Congregación para la Educación Católica del 2005.

Si un candidato al sacerdocio experimentaba «tendencias homosexuales que sólo eran la expresión de un problema transitorio» como «el de una adolescencia aún no superada», entonces ese caso sería «diferente», dice el documento. Sin embargo, «tales tendencias deben ser claramente superadas por lo menos tres años antes de la ordenación al diaconado».

También, «la posibilidad de un candidato que tiene tendencias homosexuales» debe ser considerada cuando un hombre es psicológicamente evaluado para entrar  al seminario. El candidato debe tener «autocontrol y una sexualidad bien integrada» para ser adecuado.

Puede leer el documento aquí.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe