Vitit Muntarbhorn es Profesor Emérito de la Facultad de Leyes, Universidad Chulalongkorn, Bangkok. Es actualmente el Experto Independiente de las Naciones Unidas en la Protección contra la violencia y discriminación basada en la orientación sexual e identidad de género. Esto es un extracto de su “Discurso de apertura en la Conferencia Mundial de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales”, Bangkok, sesión de apertura, 30 noviembre del 2016.

Los expertos independientes son parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos especiales, el cuerpo más grande de expertos independientes en el sistema de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, es el nombre general de los mecanismos de investigación independiente y vigilancia del Consejo que apuntan a situaciones específicas de un país o cuestiones temáticas en todas partes del mundo. Los expertos en procedimientos especiales trabajan en una base voluntaria; ellos no son staff de las Naciones Unidas y no reciben un salario por su trabajo. Ellos son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven en su capacidad individual.

 

Oportunidades para los Derechos Humanos de todas las personas en un Mundo de Diversidad de Género.

Profesor Vitit Muntarbhorn, UN IE SOGI, 30 de Noviembre del 2016.

El salto considerable de la comunidad mundial para montar un mecanismo, a través de un nuevo mandato de las Naciones Unidas –Estableciendo un Experto, independiente de las Naciones Unidas, en protección contra la violencia y discriminación basada en la orientación sexual e identidad de género (UN IE SOGI por sus siglas en inglés u OSIG en español)–, avanza la agenda global de «No dejar a nadie atrás» y proteger los derechos humanos de todas las personas, sin importar su estado o estatus. Es una invitación a todos nosotros a abrir nuestros corazones y mentes a la belleza de la diversidad, nada menos en lo que respecta al OSIG u orientación sexual e identidad de género: Un mundo de Diversidad de Género. En este sentido, debo agradecer profundamente el gran trabajo realizado por el vasto número de organizaciones no gubernamentales (NGOs, por sus siglas en inglés), comunidades, gobiernos y otros actores alrededor del mundo para hacer del nuevo mandato una realidad y dar voz a nuestro mensaje global: Tratar a las personas decente, respetuosa, amable y humanamente sin importar sus orígenes, nuestros orígenes.

El mandato de UN IE SOGI, establecido por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el 2016, es temática y cubre el globo. El experto independiente está nombrado por un periodo de 3 años, renovable, y monitorea la situación en nombre de las Naciones Unidas, entregando reportes a las Naciones Unidas en Geneva y New York durante su mandato. Él o ella pueden además tomar quejas de las víctimas y actuar por su cuenta mediante la emisión de llamados urgentes y cartas de alegación a las autoridades concernientes, ejerciendo influencia y presión para el cumplimiento de leyes internacionales sobre los derechos humanos. Esto es complementado por visitas de campo a países para habilitar lecciones aprendidas de las bases para ser compartidas a escala global. Debe ser añadido que el experto no es un empleado de las Naciones Unidas sino una persona pro bono, actuando independiente y objetivamente en la evaluación de la situación, bajo la protección de las Naciones Unidas.

En el corazón del discurso está el principio de no discriminación subrayado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y desarrollada por las leyes internacionales y prácticas de los derechos humanos. Como se evidencia por la aplicación del amplio rango de tratados internacionales de derechos humanos, cuerpos y procedimientos internacionales de derechos humanos, que van desde los tratados de derechos humanos, sus comentarios y recomendaciones generales, la Revisión Periódica Universal de las Naciones Unidas, la cobertura por los Procedimientos Especiales de las Naciones Unidas respecto a las violaciones relacionadas al OSIG, y resoluciones de las NU y estudios e OSIG, el sistema internacional de derechos humanos ha estado fortaleciendo progresivamente la promoción y protección de los derechos de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersexo (LGBTI) . La protección de las personas basado en su OSIG y el mandato del Experto Independiente de las Naciones Unidas son basadas en la Ley Internacional, complementadas y suplementadas por la práctica del Estado.

El establecimiento del mandato de la NU sobre OSIG potencia las oportunidades ofrecidas por la adopción global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs) en el 2015. En particular, los ODSs apuntan al fin de la violencia y discriminación en el marco del 2015-2030. Cabe resaltar que la acción resuelta es requerida para detener la violencia y discriminación que afecta no sólo a las comunidades LGBTI sino también a los defensores de los derechos humanos que trabajan con ellos. Esto va de la mano con las amplias aspiraciones de los derechos humanos, libertades, democracia, y una sociedad pacífica e inclusiva.

Los siguientes ejes direccionan nuestras acciones hacia el futuro, llamando a una amplia alianza mundial:

  • DESPENALIZACIÓN: Derogar leyes que penalicen las conductas sexuales consensuadas del mismo sexo y que penalicen a las personas transgénero basados en su apariencia; a la espera de su reforma, desistir de aplicar estas leyes; y adoptar una moratoria en consecuencia;
  • DESPATOLOGIZACIÓN: Reformar la clasificación de personas LGBTI como que sufren una enfermedad o trastorno; trabajar con los sectores médicos, científicos y otros para sacar a las personas LGBTI de tal clasificación; y ponerle fin a la práctica de la llamada terapia de «aversión»/ terapia de «conversión» equivocadamente dirigida a cambiar la orientación e identidad de las personas LGBTI;
  • RECONOCIMIENTO DE ESTADO: Afirmar en ley y práctica el derecho de las personas a tener su identidad de género reconocida en documentos oficiales y otros; descartar las condiciones a las que deben someterse, a cirugía, tratamiento, divorcio, esterilización o certificación médica antes de que ellos puedan cambiar su género legal; y superar obstáculos burocráticos en círculos oficiales u otros de este frente;
  • INCLUSIÓN CULTURAL DE LA DIVERSIDAD DE GÉNERO: Identificar y diseminar interpretaciones inclusivas de religión y otras creencias con espacio para la diversidad de género; trabajar con líderes religiosos, políticos, de comunidades, y de opinión para abogar respeto y protección a las personas LGBTI y permitir que las personas LGBTI se asocien y participen completamente en la vida familiar y cambios sociales.
  • EMPATIZACIÓN: Promover una sensibilidad a los derechos humanos y un proceso educacional y de socialización menos binario (o no binario) para enfrentar la violencia y discriminación desde la niñez; prevenir el bullying a temprana edad; e involucrar a los profesores, padres, comunidades, y niños/jóvenes en fomentar un entendimiento de OSIG que es universal.

*Los resaltados son nuestros.

Traducido de la página: http://bangkok.ohchr.org/news/press/VititFullStatement.aspx

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe