Enseñar educación sexual en las escuelas a los menores de edad es una labor relevante en la formación de las personas, eso nadie lo pone en cuestión; pero esta enseñanza no debe “usurparle a los padres” la posibilidad de educar moralmente a sus hijos, y mucho menos con un mensaje contrario a sus convicciones, sostuvo Tomás Henríquez, director ejecutivo de la plataforma chilena “Comunidad y Justicia”.

chile_idgenlibroEntrevistado, explicó que el contenido ideologizado los libros de educación sexual a los niños y jóvenes chilenos no incluye la significación moral de las relaciones sexuales, que es una cuestión fundamental para entender dicho tema.

Ante el incremento en la República de Chile de contenidos de tipo sexual supuestamente educativos, como los de “100 preguntas sobre sexualidad adolescente”, “Nicolás tiene dos papás”, o “Educando en la diversidad, orientación sexual e identidad de género en las aulas”, que se han querido implementar en las aulas del país, Tomás Henríquez comentó que no se distingue cuál es la competencia que tienen los padres y el Estado a la hora de enseñar estos temas.

Si bien en algunos contenidos no se promociona explícitamente a los niños a tener relaciones sexuales saltándose las enseñanzas de los padres, otros tocan temas sobre personas homosexuales y enseñan dónde están los puntos de estimulación de los hombres, dejando de lado las relaciones afectivas y estimulando a los niños a experimentar con las relaciones anales.

La línea de pensamiento que recorre estos libros no relaciona la sexualidad con la afectividad, ya que quienes promueven estos contenidos son “incapaces de reconocer los actos sexuales como una cuestión de afectividad y moral”.

El pasado 9 de noviembre, la Cámara de Diputados de Chile rechazó la distribución en todas las escuelas del país del libro “100 preguntas sobre sexualidad adolescente” (financiado por el propio Ministerio de Salud), publicado el pasado 22 de septiembre, durante la administración de la alcaldesa de la municipalidad de Santiago.

A pesar de que 46 diputados votaron a favor y 44 en contra y hubo 16 abstenciones, no se logró aprobar la iniciativa porque no hubo el quórum necesario.

La iniciativa fue presentada por integrantes del Partido Comunista chileno, la cual, en su momento, fue duramente cuestionada por el presidente de Comunidad y Justicia, por violentar el derecho de los padres a educar a sus hijos.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe