La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha rechazado reiteradamente audiencias a decenas de organizaciones que defienden la vida en el continente americano, al tiempo que han favorecido a ONGs que promueven la legalización del aborto.

Mientras organizaciones provida como la estadounidense Alliance Defending Freedom International (ADFI) y la Asociación La Familia Importa (AFI), de Guatemala, veían rechazadas sus solicitudes de audiencias, Católicas por el Derecho a Decidir, IPAS y el Centro de Derechos Reproductivos, que distribuyen decenas de miles de dólares en América Latina para legalizar el aborto, han sido recibidas por la CIDH de forma rutinaria.

Para Neydy Casillas, abogada de Alliance Defending Freedom International, esto es “una prueba muy clara de la falta de neutralidado de la falta de objetividad que existe en el sistema interamericano”.

En declaraciones, Casillas señaló que ADFI ha solicitado audiencias en la CIDH desde 2015, sin éxito. Pero no son los únicos. Sus pedidos eran acompañados por 41 organizaciones defensoras de la vida de 10 países de América Latina.

“La problemática que queríamos presentar era respecto a la vida del no nacido y cómo se ha ido menoscabando la protección del derecho a la vida en los diferentes países de Latinoamérica. La Comisión no nos ha aceptado ninguna de nuestras peticiones y por eso volvimos a insistir”, dijo.

“Esto es como una prueba muy clara de la falta de neutralidad o de la falta de objetividad que existe en el sistema interamericano, es una prueba de que el sistema, o la comisión en específico, tiene un interés concreto en ciertos temas, llámese aborto y LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), porque no ha habido en todas estas ocasiones una sola ocasión en que no le hayan otorgado a ellos audiencias, y no una sino varias audiencias, sobre los mismos temas”.

Por su parte, Alexandra de Skinner-Klée, presidenta de la Asociación La Familia Importa dijo que, con este comportamiento, “la CIDH demuestra su total parcialidad y falta de respeto a las legislaciones de nuestros países”.

“Al negar de nuevo la participación de organizaciones provida en el periodo de audiencias, impone su propia agenda volviéndose una corte sin seriedad y poco confiable”.

La presidenta de AFI criticó que la CIDH, cuyo fin debería ser velar por los derechos humanos, “se niega, con esta actitud, a reconocer que en muchos de nuestros países se reconoce en nuestras constituciones, la vida humana desde su concepción. Se reconoce la vida como el primer derecho humano”.

“Además, la CIDH discrimina a todos los que reconocemos y defendemos la vida desde la concepción y actúa con intolerancia al no permitir nuestra participación”, dijo, y cuestionó “¿qué podemos esperar de una comisión así?”.

Neydy Casillas recordó que recientemente la CIDH presentó un comunicado “en donde decía que la situación respecto a los LGTB es muy grave, que se asesinan a 200 personas. Bueno, hay miles de bebés que son asesinados todos los días y la CIDH no dice nada al respecto”.

“Es una muestra de la falta de imparcialidad que existe en la comisión, la cual es clara y la cual se debe a todos por igual, y sin embargo se está dedicando única y exclusivamente a avanzar una agenda de unos cuantos”, criticó.

La abogada de ADFI señaló que en el trabajo con los embajadores de los países americanos les informarán sobre “la situación de una comisión que está pasando por distintos problemas y creemos que estos problemas se deben justamente porque está perdiendo credibilidad al únicamente enfocarse, darles prioridad o atender los problemas de unos cuantos y no de todos en general”.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe