Los legisladores en Polonia aprobaron el viernes un plan del gobierno para dar bonos a familias que tengan niños discapacitados, como parte de una política para limitar el aborto.

El plan “Pro Vida”, que entrará en vigor el próximo año, ofrece un pago único de 4.000 zlotys (1.000 dólares o 925 euros) en el momento que nace un niño discapacitado o con una enfermedad que pone en riesgo su vida.

La representante del gobierno Elzbieta Witek dijo que el dinero es el “primer paso” para apoyar a familias con niños discapacitados. Estas familias exigen desde hace tiempo una asistencia mayor, que actualmente alcanza 1.300 zlotys mensuales para un padre que cuida a un niño de tiempo completo.

El gobierno conservador del partido Ley y Justicia, que tiene el apoyo de la Iglesia católica, busca prohibir el aborto en casos de fetos deformes o enfermos, incluso si el recién nacido no tiene posibilidad de supervivencia, para hacer posible su bautismo y entierro.

La ley prohíbe el aborto en Polonia salvo si la vida o salud de la mujer está en peligro, si el embarazo es resultado de violación o incesto o si el feto tiene daño irreparable. Según cifras oficiales, en 2015 se efectuaron 1.040 abortos en Polonia.

La mayoría de abortos, por síndrome de Down

El gobierno asegura que la mayoría de las interrupciones ilegales del embarazo correspondían a casos en los que los fetos tenían defectos congénitos como síndrome de Down y se pretende frenar esa situación.

El Parlamento aprobó el plan con una votación de 267 apoyos y 140 votaciones en contra, además hubo 21 abstenciones. El presidente Andrzej Duda promulgará la iniciativa.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe