Un grupo de familias acompañadas, por organizaciones de apoyo a padres en duelo, llegaron al Palacio Presidencial de Chile para pedirle a la Presidenta Bachelet que apoye el proyecto de ley que permite a los padres inscribir con nombre legal a sus hijos que fallecieron en el período de gestación o durante el parto.

Los participantes llegaron frente a La Moneda y allí elevaron globos en memoria de los “bebés NN”, mientras sostenían carteles con leyendas como “Nuestro angelito abrió sus alitas un 22 de junio de 2016 y nos prohibieron darle un nombre”, y “Nuestro hermanito merece un nombre al igual que nosotros”.

Luego de la manifestación del 27 de octubre, los activistas entregaron una carta dirigida a la Presidenta Bachelet en la que informaban sobre la creación del “Colectivo Ley de identidad NN que busca impulsar un proyecto de ley que permita reconocerle identidad a aquellos que partieron antes de nacer o al momento del parto”.

“Es muy doloroso no poder dar nombre legal a un hijo que sí ha sido nombrado y querido por sus cercanos. Al no reconocerse el nombre y la existencia del hijo, tampoco se reconoce el dolor por el que los padres atraviesan”, afirmaron en la misiva.

El proyecto “ayudaría a miles de mujeres y familias que viven en silencio el duelo gestacional y perinatal, haciendo más inclusiva y empática nuestra sociedad y tendiendo una mano a quienes debemos pararnos nuevamente tras hechos tan penosos”, agregaron.

El colectivo recordó además que en el país sudamericano “las mamás y papás que perdemos a un hijo tempranamente no solo debemos enfrentar la muerte de aquel bebé que esperábamos, sino también la falta de preparación que existe en la sociedad, en el sistema médico y de salud en general, para ser atendidos y tratados de manera adecuada”.

Criticaron la inexistencia de protocolos de salud para ellos y situaciones como “inducciones y maniobras forzadas de parto, realización de procedimientos no informados, se nos ha quitado la posibilidad de ver a nuestros bebés durmiéndonos a las madres, o se nos han entregado en condiciones indignas, entre otras situaciones”.

Aseguraron que “el no reconocimiento de nuestros hijos ante la sociedad” hace que los duelos deriven en “depresiones complejas, que afectan no solo a las mamás y familias sino a todo nuestro entorno y nuestras vidas futuras, tanto en el aspecto personal, familiar como laboral”.

Aprobar este proyecto es para ellos reivindicar “el derecho de toda mamá y papá a nombrar y reconocer frente al mundo a su hijo o hija”.

Para Diana Contreras, Directora de la Fundación Ángel de Luz y madre de 2 hijos que fallecieron antes de nacer, “la pérdida de un hijo en período de gestación afecta emocional y psicológicamente a  quien pasa por la experiencia, sin embargo, esta realidad no es lo suficientemente considerada en distintas instancias”.

“A esto se suma que los padres, al  hacer el trámite legal para darle sepultura, se dan cuenta de que en el papel de defunción del registro de defunciones fetales, su hijo aparece registrado como NN más el apellido de la madre”, lamentó.

Las organizaciones gestoras del proyecto son la Fundación Ángel Luz, Fundación Amparos y Movimiento de Mujeres Reivindica, y al Colectivo Ley de identidad NN se han sumado distintas ONGs y actores sociales como psicólogos y sociólogos.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe