La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) propuso que los papás supervisen a los maestros cuando dan clases de educación sexual a los alumnos, por lo que solicitaron estar presentes en las aulas mientras se imparten los temas relacionados con este contenido, para poder “avalar” lo que digan los profesores.

La medida consiste en que los propios padres de familia estén presentes en las clases supervisando lo que enseñan los maestros, con el objetivo de que puedan incluso participar cuando se aborden los temas relacionados con la educación sexual.

La otra opción es que al ser “los primeros educadores de los niños”, los padres de familia dialoguen con los docentes y acuerden los tipos de contenidos que se van a impartir a los menores, lo que se va a decir y la manera en que se va a hacer.

“Que los padres de familia participen dentro de las aulas, incluso que pudieran dar las clases, y la otra es que estén de manera presencial, avalando lo que está diciendo el maestro cuando se toquen estos temas [sobre sexualidad]”, explicó Consuelo Mendoza, presidenta de la

Unión Nacional de Padres de Familia, en conferencia de prensa.

Se propone que en el nuevo modelo educativo se adopte esta medida de supervisión de los padres de familia, debido a lo delicado de los temas y porque que esta organización considera que son contenidos “sesgados” los que se imparten en las escuelas primarias.

La organización señala que la educación sexual de los libros de texto gratuito “privilegia insistentemente” la información sobre el uso de anticonceptivos para prevenir embarazos e infecciones de transmisión sexual, “pero que no se habla de todo lo que involucra el tema.

“Dejando de lado la abstinencia, la afectividad y la madurez. En estos textos, donde se educa para el control natal y no para el control de la sexualidad, los padres pueden intervenir, promoviendo la educación integral, abarcando todos los aspectos de la persona”, afirmó la presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia .

Consuelo Mendoza explicó que estos temas no se pueden tocar “nada más como si fueran matemáticas o geografía”, y dijo que la otra opción es que los padres acuerden con los maestros cuál será la manera en que deben dar la clase de educación sexual.

El argumento de este organismo, es que como parte de la reforma educativa los papás tienen el derecho a opinar sobre los contenidos y decidir los cursos o la formación que se les da a sus hijos en las escuelas.

Se está demandando que no se incluya en el nuevo modelo, lo que sectores conservadores del país han dado a conocer como “ideología de género”; lo que para ellos implica que no se reconozca la diversidad sexual en los contenidos ni en los programas oficiales.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe