Este jueves 27 de octubre un grupo de madres que perdieron a sus hijos antes de nacer acudieron a La Moneda para solicitarle a la Presidente Michelle Bachelet apoyar la creación de un proyecto de ley de “Identidad para los bebes NN”, iniciativa que busca poder darle un nombre legal a los hijos que fallecen en gestación y parto. Además, realizaron un acto en memoria de estos niños a las 12:30 horas en la Plaza de la Constitución.

La iniciativa fue gestada por la Fundación Ángel de Luz, Fundación Amparos y Movimiento de Mujeres Reivindica, quienes invitaron a organizaciones que trabajan en torno a la maternidad, el duelo y la infancia, a conformar un colectivo que apoye la Ley Identidad NN.

En esa línea, representantes de dicho colectivo entregarán una carta a la Mandataria, en la que hablan de la necesidad de protocolos para apoyar a estos padres en los centros de salud, determinar los derechos de los bebés fallecidos, y desarrollar las políticas públicas necesarias para ayudar a los padres a superar de la mejor manera este duro momento.

Por un duelo más amable y sano

La idea es crear un proyecto —con apoyo transversal— que tenga por objetivo permitir a los padres que lo soliciten, inscribir a sus hijos fallecidos durante la gestación o parto, con nombre en el registro civil. Este reconocimiento —a juicio de los representantes— vendría a armonizar otras garantías de trato digno post mortem al nonato y permite a los padres vivir su duelo en forma digna.

Diana Contreras, directora de la Fundación Ángel de Luz —y madre de dos hijos que fallecieron antes de nacer— sostiene que “la pérdida de un hijo en período de gestación afecta emocional y psicológicamente a quien pasa por dicha experiencia. Sin embargo, esta realidad no es lo suficientemente considerada en distintas instancias”.

“Los padres, al hacer el trámite legal para darle sepultura a un hijo se dan cuenta de que en el papel de defunción del registro de defunciones fetales aparece registrado como NN, más el apellido de la madre”, explica la directora de Ángel de Luz.

Por su parte, Mireya Sepúlveda, psicóloga de Fundación Amparos asegura que “el poder darle un nombre al hijo que ha muerto, es también darle un espacio a los afectos y pensamientos que vive esa madre”, ya que “al perder a un hijo durante la gestación o parto, no se pierde el ser madre”.

Asimismo, Sepúlveda agrega que “al darle un nombre se le está dando y reconociendo un lugar en la historia de esa madre y su familia, lo que claramente posibilita que el proceso de duelo pueda darse de un modo más amable y sano”.

Entre las distintas organizaciones y actores sociales que se han sumado al colectivo #leyIdentidadNN se encuentran: Mariposas, Renacer, Mamadre, Mamatriztica, Bernarda  Gallardo, Era En Abril- Chile, Flores para Joaquín, Crecer Padres en Duelo y Del Dolor al Amor.

Por Carolina Prieto.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe