La sonrisa llena de vitalidad amplia, simpática, y cautivadora de Freya Vinje, acompañada por dos ojos que parecen destinados a vibrar con cada color y con cada silueta, está atrapando a todo el que se cruza con ella.

La imagen fue tomada por su madre cinco días después de su nacimiento prematuro, pero estuvo oculta al mundo durante casi dos años, excepto para las enfermeras que la habían cuidado en sus primeras horas de vida.

 Menos de dos años después de su nacimiento en Minnesota (EE UU), la madre de Freya, Lauren, compartió con el blog “Birth without fear” (Nacer sin miedo) aquella imagen que no había podido olvidar y ha dado la vuelta al mundo por las redes sociales.

La idea era dar ánimo a otros padres de bebés prematuros, en especial durante los días eternos de Cuidados Intensivos, que ella recuerda con dolor: “Especialmente cuando estás en la UCI, sientes como si no fueras a salir nunca de allí. Fue muy duro para mi”, ha señalado a ABC News Lauren.

“Como ha dicho Lauren, cuando pasas por eso no sabes qué esperar. Más cuando eres padre primerizo”, añade David, el padre. Su hija nació con menos de dos kilos de peso y estuvo casi un mes en cuidados intensivos.

Aquella sonrisa llena de vitalidad, era el signo evidente de la personalidad de Freiya: “es muu divertida. Muy feliz. En aquella imagen con cindo días, se puede ver su pequeña personalidad; al mirarla ahora se ve que no ha cambiado. Sigue siendo la pequeña niña feliz de aquella foto”, explica Lauren.

Entonces resuena el poema: “Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho…”

Freya Vinje sigue teniendo la misma sonrisa que cuando nació prematura. /Facebook
Freya Vinje sigue teniendo la misma sonrisa que cuando nació prematura. /Facebook
Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe