Tim Kaine, el candidato demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos, “número dos” de Hillary Clinton ha improvisado un discurso de cinco minutos en un español bastante correcto, sin papeles, en una iglesia evangélica en la ciudad de Kendall (Florida), afirmando: “Soy un cristiano, un católico, tengo una iglesia muy especial en Richmond, Virginia, Santa Elisabetta, donde vivo (..) y siempre estoy feliz de visitar iglesias y adorar a Jesucristo“.

Después de una semana marcada por la revelación en Wikileaks de los papeles anticatólicos (y también anti-evangélicos profamilia) de los asesores de Hillary Clinton, Kaine ha intentado recuperar terreno ante el público hispano y el votante cristiano, animando a inscribirse para votar, sin pedir directamente el voto por él, algo que habría quedado poco elegante en una iglesia.

“No voy a hablar sobre la plataforma [política, que anima a inscribirse para votar] porque eso no es experiencia clerical, estamos en una iglesia, pero tenemos una responsabilidad a participar y votar en acuerdo con nuestros valores”. Animó a los inmigrantes a registrarse para votar.

Misionero en la dictadura de Honduras
Explicó que de joven fue misionero seglar en Honduras, donde aprendió español. “En Honduras aprendí lecciones de fe, de familia y de trabajo de mis estudiantes y de las familias allá”. En aquella época, recordó, había allí un gobierno militar, “una dictadura, nadie puede votar por nadie en este tiempo”. “Aquí en Florida se puede registrar antes del 18 de octubre, martes, y doy gracias que esta Iglesia está trabajando con gente para registrar”.

Dijo además que Hillary Clinton “también es una persona de fe” porque que durante su juventud perteneció a una “Iglesia metodista de Chicago”.

“No pasar de lado de los necesitados”
“Hillary y yo pensamos que nuestra administración va a ser, si Dios quiere, va a ser una administración cuando cada día estamos trabajando para hacer una diferencia en la vida de la gente”, y después lo ilustró con la parábola del Buen Samaritano y su ejemplo de acción y compasión -que, asegura, ha promovido el gobierno de Barack Obama- predicando acerca de “no pasar por el lado” de los necesitados.

El equipo publicitario de Hillary ha insistido en señalar que es la primera vez que un candidato a la vicepresidencia hace un discurso completamente en español en campaña para un público hispano. Los hispanos son un 23% de la población de Florida, un 67% en Miami (aunque no todos sepan español). Kaine ya habló en español en junio de 2013 en el Senado recordando que es “un idioma que se ha hablado en este país desde que misioneros españoles fundaron San Agustín, Florida, en 1565”.

El wikileaks de los papeles anticatólicos
El público cristiano y evangélico conservador, aunque no está especialmente seducido por Donald Trump, ha visto con indignación cómo los papeles del Wikileaks muestran que el equipo de Clinton desprecia e insulta a los cristianos provida y profamilia, y cómo intenta crear lobbies para dominar a la Iglesia social norteamericana.

En uno de esos papeles John Podesta, uno de los asesores de Clinton, explica que crearon (secreta o discretamente) en 2012 el movimiento Católicos Aliados por el Bien Común para reconducir el voto católico hacia posiciones progresistas y abortistas.

Por su parte, Trump se ha rodeado de asesores católicos y evangélicos, provida y profamilia, empezando por su candidato a vicepresidente, Mike Pence, un consistente político provida (lo explicamos con detalle aquí).

Tim Kaine: abortista y no frena penas de muerte
José María Ballester Esquivias, en su análisis publicado con el título El vicepresidente de Hillary, los católicos y el aborto, recuerda que aunque Tim Kaine se declara contrario a la pena de muerte, en sus 4 años como gobernador de Virginia solo libró de la muerte a uno de los doce condenados cuya suerte fue sometida a su rúbrica.

Y aunque se declara “personalmente en contra del aborto” no quiere leyes provida: el 15 de julio de 2016, en una entrevista concedida a la CNN, dejó claro su apoyo firme a la sentencia Roe vs Wade de 1973, la base legal del aborto en EEUU: “Son las mujeres las que tienen que tomar esa decisión, sin intrusión por parte de las autoridades”. Su moral en ese sentido es completamente incompatible con la doctrina provida católica.

La predicación de Kaine en la iglesia evangélica coincidió además con el anuncio de que la gran patronal del aborto en EEUU, Planned Parenthood, dedicará 30 millones de dólares más a apoyar la campaña de Hillary y Kaine.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe