De nuevo miles de personas salieron a la calle a la llamada del movimiento ‘La manif pour tous’, casi 200.000 según los organizadores, y de nuevo unas mujeres del grupo radical feminista Femen intentaron boicotear la legítima manifestación, al igual que ocurrió en Madrid en 2014 con la Marcha por la Vida.

La policía tuvo que intervenir y realizó 13 arrestos, de los cuales seis son miembros del grupo feminista, que saltaron contra los manifestantes de repente con el torso desnudo con un mensaje escrito que ponía “no más sufrimiento”.

Esta nueva convocatoria tenía por objetivo mostrar su apoyo a la familia natural y protestar contra los vientres de alquiler. La mayoría de los asistentes portaban banderas tricolor (la bandera nacional francesa), o banderas de color rosa o azul, los colores del movimiento con una familia dibujada en ella.

 

Ante la posibilidad de conflictos, como con el grupo de las femen, los cuerpos de seguridad estuvieron muy presentes durante toda la marcha, que boqueo las principales arterias de París debido a la multitud asistente.

La marcha transcurrió con normalidad, más allá del incidente de las feministas, con cánticos contra los vientres de alquiler como “el vientre femenino no está en venta” o contra la reproducción asistida, según informa Le Point.

Con 72 años, Delaune Michel acudió a ‘La Manif pour tous’ para “luchar contra la decadencia, contra el matrimonio homosexual y contra la meritocracia que se opone al poder de la gente”, resumió este ingeniero retirado.

Como viene siendo habitual en otras manifestaciones por la familia, como en México, un grupo minoritario contrario a ‘La Manif pour tous’ que no eran la femen, se manifestó cerca de estos para mostrar su rechazó a las ideas que promueve el movimiento dirigido por Ludovine de la Rochére.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe