Este martes, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha votado en contra de legalizar y regular los vientres de alquiler de manera definitiva asegurando que los derechos y la dignidad humana de las mujeres y los niños se tienen que respetar.

El proyecto encabezado por el transexual socialista belga Petra de Sutter que pedía que se considerara los vientres de alquiler como una alternativa que salvaguardara los derechos de los niños, ha sido denegado por segunda vez al considerar que presentaba a las mujeres y a los niños como mercancías que se pueden explotar.

El Consejo de Europa ha asegurado además que es muy difícil distinguir la maternidad subrogada altruista de la comercial y se han negado a adoptar el enfoque adoptado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, quienes se habían posicionado a favor de los acuerdos de los vientres de alquiler.

En primer lugar el proyecto presentado por el político transexual pretendía que se blanquease el comercio con los seres humanos, pero fue rechazado.

Sin embargo, este rechazo se intentó ocultar como si fuera un éxito por lo que contraatacó de nuevo con este segundo proyecto en el que se pedía que se considerara los vientres de alquiler como una alternativa que salvaguardara los derechos de los niños.

Por su parte, la Federación de Familias Católicas Europeas (PACE) ha mostrado su conformidad con el rechazo del proyecto y esperan que este sea el final de dos años luchando contra esta práctica en Europa.

El presidente de la federación Antoine Renard ha asegurado en un comunicado que “este es el resultado de un esfuerzo conjunto de muchos miembros de la Asamblea y de las voces de varias organizaciones quienes afirmábamos que los derechos de los niños no pueden depender de que las mujeres decidan venderles o comprarles en un mercado inventado”.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe