El lobby LGTBI avanza rápidamente conquistando una plaza tras otra. Sólo unos pocos resisten y en esta ocasión han conseguido frenarles. Lo ocurrido con El Corte Inglés es sólo un ejemplo de cómo la sociedad está sucumbiendo a estas imposiciones. En un artículo publicado en su blog en Infocatólica que por su interés reproducimos a continuación, Luis Fernando Pérez Bustamante, analiza esta nueva dictadura y la importancia de que los ciudadanos se movilicen:

Decía Aristóteles que quien pregunta si la nieve es blanca, no merece una respuesta sino un castigo porque ha perdido el sentido de lo obvio. Y sin embargo, en esta sociedad nuestra, otrora cristiana y hoy camino de la apostasía plena, no solo se pone en duda la “blancura” de la nieve, sino que se afirma que es negra. Y es más, a quien osa insistir en que es blanca, se le amenaza con la ley, la discriminación, la catacumba del desprecio.

Obvio es que un niño debe tener, en condiciones normales, un padre y una madre. No dos padres o dos madres. Pues hete aquí que las leyes intentan convencer a la sociedad, por otra parte dispuesta a aceptar cualquier barbaridad, de que es cosa buena, natural y conveniente que un niño pueda ser adoptado por parejas del mismo sexo.

Como quiera que todavía no ha dado tiempo a que semejante acto contra natura se extienda por nuestras ciudades y pueblos, se busca adoctrinar en la escuela a los más niños y jóvenes en la idea de que es familia aquello que por su propia naturaleza no puede serlo.

Da igual que sus padres no estén de acuerdo con semejante afrenta al sentido común. A los pocos que resisten se les tilda de talibanes, fundamentalistas y se les amenaza con medidas que coharte no solo su derecho a educar conforme a la ley natural -no digamos si es conforme a valores cristianos- sino su derecho a opinar y su libertad de conciencia

El avance de esa serpiente perversa llega también a las grandes empresas. Se trata de parecer cuanto más “moderno” mejor. Por eso el Corte Inglés decidió sacar un vídeo publicitario en el que se veía a una pareja homosexual trasteando con material escolar y un niño diciendo a otro “¿ves? te dije que con dos papás no es más rápido”.

Pero hete aquí que el vídeo provocó la intervención de HazteOir.org, que lanzó una campaña para pedir la retirada del spot publicitario. Y han tenido éxito.

El drama, sin embargo, es que algo así tenga siquiera que plantearse. El drama es que estamos discutiendo si, efectivamente, la nieve es blanca o negra. El drama es que nuestros hijos y nietos sean objeto de una avalancha de educación perversa que hace que en plena clase de religión una profesora se las vea y se las desee para convencer a adolescentes de que la familia es algo que forman un hombre y una mujer.

Es más, den ustedes por hecho que escribir artículos como este será algo penado con la cárcel dentro de no mucho tiempo. Pero si nosotros calláramos, las piedras hablarían.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe