Durante un reciente encuentro, el catedrático de Genética, Nicolás Jouve, señaló que aunque alguien decida cambiar de sexo, “no puede cambiar sus cromosomas, eso no cambiará”, a la vez que advirtió que la ideología de género “es una corriente fundamentalista”.

Es “una corriente de imposición de unas personas que son excepcionales desde el punto de vista estadístico y que ahora tienen un apoyo desmesurado”, añadió el científico, que participó en el evento realizado en España el pasado 23 de septiembre.

Indicó que “es una corriente ideológica sin contenido empírico, no es genético” confirmando que no existe el llamado “gen gay”. “Ahora se oculta la realidad biológica”, es “un movimiento cultural y social pero no biológico”, señaló.

En el evento también participó Mónica Lobo, madre de una joven transexual, que explicó recientemente el gran sufrimiento que ha soportado al ver cómo su hija quería cambiar de sexo. “Yo no sé si tiene las cosas claras”, además calificó todo el proceso como un “calvario”.

Lobo declaró que “en el sector LGTBI” han asegurado que “no se cometen errores en estos casos”. Sin embargo, ella duda de quién estará al lado de estos jóvenes que quieren cambiar de sexo en el caso de que se demuestre que se han equivocado.

“Si con estos chicos no se contempla la posibilidad de haberse equivocado, quién les va a ayudar, quién va a estar ahí cuando necesiten ayuda. Me preocupan las altas tasas de suicidio entre transexuales”, declaró.

Además, Lobo cuestionó el uso de personas, como ha sido el caso de su hija, “para promover la ideología de género”.

En España, más de diez comunidades autónomas, de 17 que tiene España en total, ya tienen leyes de diversidad sexual.

Desde la perspectiva de educación, Sergio Gómez Salvador, abogado y miembro de Concapa Navarra destacó que ante estas últimas leyes de Protección Integral contra la Discriminación por la Diversidad Sexual y de Género “a nivel educativo no ha habido una gran contestación”.

Estas leyes obligan, otras cosas, a las escuelas públicas y concertadas, dependientes del gobierno, a educar en la ideología de género, vulnerando el derecho de las familias a decidir sobre la educación de sus hijos.

Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, animó a “defender nuestros derechos”. “No nos pueden imponer esta ideología y para ello el primer paso debe ser informar y a partir de ahí empezar con la estrategia legal, movilizaciones”, insistió.

Además explicó que se trata de una ley que pone al Estado por encima de los padres, ya que en el caso de que un menor quiera cambiar de sexo y los padres decidan llevarlo al psicólogo, los servicios sociales podrían intervenir de oficio contra ellos.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe