El pasado 16 de mayo México fue admitido junto a Alemania en el Grupo Núcleo sobre las Personas Homosexuales, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero o Intersexuales de las Naciones Unidas, cuya función es promover y sumarse a las resoluciones sobre ideología de género que el grupo resuelva tanto a nivel nacional como internacional.

Dicha inclusión es resultado del paquete de iniciativas que el presidente Enrique Peña Nieto presentó el pasado 17 de mayo durante la ceremonia del Día Nacional de la Lucha Contra la Homofobia, que reafirman el compromiso del gobierno mexicano con la agenda del grupo LGBTTTI, en el que participan 19 países.

Juan José Gómez Camacho, representante permanente de México ante la ONU, dijo en un comunicado que la intención de unirse al grupo es contribuir de manera activa y constante a la causa gay, junto a otros Estados miembros de la ONU.

Ante esto, la internacionalista Ana Paulina Maguey comentó que el presidente busca promoverse como protector de los llamados “derechos homosexuales” para que no se voltee a ver los serios problemas que tenemos sobre violación de otros derechos.

Denunció que aunque el partido del presidente, el Revolucionario Institucional, ya ha mencionado que las iniciativas mandadas sobre ideología de género están en la congeladora legislativa, este tipo de acciones que no necesita el aval de las Cámaras refrenda el compromiso del presidente con la agenda de la ideología de género.

Una de las acciones que México tomó al entrar a este Grupo Núcleo fue presentar la propuesta de nombrar un relator especial que vigile el cumplimiento de los derechos del lobby gay, es decir, una suerte de policía que se dedique a perseguir a quien defienda que el matrimonio sólo es entre un hombre y una mujer, entre otras cosas.

A su vez, durante el Foro Nacional sobre Vida Humana y Familia la doctora Sofía Martínez Agraz, de la asociación Alliance Defending Freedom, denunció a la ONU como un “megáfono de agendas ideológicas”, pues se ha encargado de promover conceptos sobre orientación y diversidad sexual, sin existir un consenso general sobre el tema, pues las definiciones propuestas del concepto son demasiado ambiguas.

Señaló a Colombia como ejemplo, pues el país es parte de este grupo y hace poco con aval de la ONU presentaron manuales escolares que promueven la “educación incluyente”, los cuales fueron señalados por padres de familia de tener carga ideológica.

La inclusión al Grupo Núcleo forma parte de las cuatro medidas del Gobierno de la República que incluyen determinaciones específicas, como reformar el Artículo 4º de la Constitución y el Código Civil Federal para reconocer el matrimonio igualitario y adopción para las parejas del mismo sexo; pero sobre todo, resoluciones administrativas como la de que en el proceso de solicitud de pasaportes se reconozcan y acepten sin ningún tipo de distinción las actas de nacimiento que registran un cambio sexogénico y la de crear un micrositio identificar cualquier forma de discriminación, de conformidad con los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe