En una nueva carta firmada personalmente, el Sr. Trump atacó el “Compromiso inquebrantable de Hillary Clinton con el fomento del aborto financiado por los contribuyentes” que “es totalmente opuesto al compromiso que hice con el fomento de los derechos de los niños por nacer y sus madres cuando sea elegido presidente “.

La carta continúa mencionando que el republicano se ha comprometido a (según sus palabras):

  • Nombrar jueces pro-vida en la Corte Suprema de Estados Unidos .
  • Firmar a la Ley de protección del niño nonato que ya siente dolor, que pondría fin a los abortos tardíos de nonatos que ya sienten dolor en todo el país.
  • Cortar los fondos a Planned Parenthood, mientras sigan realizando abortos y reasignar esos fondos a los centros de salud comunitarios que ofrecen atención integral de salud a mujeres.
  • Haciendo que la Enmienda Hyde sea una ley permanente para evitar que los contribuyentes tengan que financiar los abortos con sus impuestos.

La Enmienda Hyde, promulgada en 1977 por el presidente demócrata Jimmy Carter, impide que los fondos federales se destinen a la mayoría de los abortos, con la excepción de violación, incesto o cuando la vida de la madre esté en peligro. Se le atribuye el haber salvado la vida de un millón de bebés .

Hillary Clinton se ha comprometido a derogar tanto la Enmienda Hyde como su contraparte, la cual evita que los contribuyentes de EE.UU. financien el aborto en el extranjero -una decisión impopular que los estrategas pro-vida ven como una debilidad en su campaña. Las encuestas muestran la cifra de la gente que se opone totalmente a que los fondos de los impuestos sean destinados al aborto: el 62 por ciento de los estadounidenses, incluyendo un 45 por ciento de personas que se consideran “pro-aborto”, opuesto a las cifras que KofC / Marist sondeó en julio.

La carta también destaca las declaraciones más radicales de Clinton a favor del aborto, como el decir que las “creencias religiosas” que condenan el aborto “deben ser cambiadas” y su idea de que “el niño por nacer no tiene derechos constitucionales”.

El aparentemente nuevo compromiso de Trump de mantener la Enmienda Hyde, y el reiterar tres antiguas promesas pro-vida, ha pasado de ser una crítica singular a ser el motor de la campaña de Trump.

“No sólo el Sr. Trump redobló sus tres compromisos ya existentes con el movimiento pro-vida, sino que ha dado un paso más adelante en el compromiso de proteger la Enmienda Hyde y los derechos de conciencia de los millones de contribuyentes pro-vida. El escuchar a un candidato hacer compromisos adicionales durante una elección presidencial es algo poco visto”, dijo Marjorie Dannenfelser, presidente de la Lista Susan B. Anthony, que jugará un papel determinante para atraer a los votantes pro-vida hacia el candidato el 8 de noviembre.

Esta acción muestra un notable cambio en Dannenfelser, una de 10 mujeres pro-vida que firmaron una carta en enero pasado pidiendo a los votantes republicanos durante las primarias que “No apoyen a nadie más que a Donald Trump .” Desde entonces, el político independiente multimillonario se ha definido repetidamente a sí mismo como simpatizante con la causa pro-vida, adoptó una visión más amplia de sus políticas, y nombró a varios de sus incondicionales a su campaña – dirigidos por el candidato a la vicepresidencia Mike Pence.

Estas hechos llevaron a numerosos líderes pro-vida y pro-familia, incluyendo al presidente de la organización provida y profamilia FRC Action, Tony Perkins y al Presidente de Operation Rescue, Troy Newman a endosarse a la campaña de Trump.

“Después de examinar la posición de Trump sobre temas de la vida y la garantía de que él va a nombrar, jueces pro-vida conservadores en la Corte Suprema de EE.UU. estoy convencido de que Trump ofrece la mejor esperanza de retirar la cultura de la muerte en Estados Unidos”, dijo Newman. “Sabemos muy bien lo que tendríamos con Hillary Clinton: más abortos, más financiación del estado para el aborto, y favores a Planned Parenthood  contribuyentes a su campaña. Clinton como presidente daría lugar a más bebés muertos, y esto no podemos permitirlo.”

Por Ben Johnson.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe