Mas de quince millones de evangélicos de todo México se oponen a la ideología de género que desde la presidencia de la República y con la idea de legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo, se pretende imponer en la agenda nacional, ya que ello propiciaría la paulatina desintegración del núcleo familiar.

Felipe del Castillo, presidente de la Alianza de pastores del estado de Guanajuato y representante del Movimiento Nacional por la Familia, informó que ante ello, ministros de diversas organizaciones cristianas ingresaron la semana pasada al Congreso una iniciativa para impedir esa ley, la cual fue avalada por 45 diputados de seis partidos políticos.

“No puede ser que se quiera imponer la ideología de una minoría a todo un país; nosotros respetamos a quien piensa de esa manera, no nos negamos, como cristianos respetamos sus derechos y cada quien hace uso de su libertad; pero de ahí a que quiera calificar como homofóbicas a las personas que no piensan igual, no estamos de acuerdo” Expresó.

El minisitro declaró que este asunto no es cuestión de religiones sino de la preservación de la nación misma, ya que la familia ha sido desde siempre la base de toda sociedad, por lo que atentar contras su original integración se corre el riesgo de que ocurra lo que hoy pasa en Europa, donde la población ha diezmado.

Durante su visita a esta ciudad para participar en un evento por la familia llevado a cabo el pasado lunes donde participaron mas de mil personas, el pastor Castillo insistió en decir que no están en contra de los derechos de grupos homosexuales, sino de la política que se quiere seguir para imponer modelos que atentan contra la sociedad.

A manera de ejemplo citó la práctica contenida en los nuevos libros de texto donde se pide a niños que se vistan de mujeres y a niñas como hombres, lo que dijo, traerá afectaciones sicológicas y de identidad en ellos, situación que manifestó, se hizo sin un consenso nacional y al cual se oponen la mayoría de los mexicanos.

Castillo informó que hace dos semanas se ingresaron al Congreso 300 mil firmas de personas que se oponen a la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo, rúbricas que fueron reunidas en solo 6 semanas, anticipando que podrían interponer un amparo en caso de no atenderse el reclamo ciudadano, tal como ya sucedió en Nuevo León, donde el Congreso les dio el respaldo.

El ministro dijo finalmente, que el próximo sábado 10 de septiembre tendrán lugar una multitud de Marchas por la Familia en todo el país, donde se está convocando a personas sin distingo de religión, con el fin de manifestarse de una manera pacífica y sin fines políticos a favor del diseño original del vínculo familiar.

Por Raúl Morán Betanzos.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe