6 de septiembre de 2016 (Life Issues Institute) – El US Centers for Disease Control y el New England Journal of Medicine hablaron de la vinculación entre mujeres embarazadas con Zica y microcefalia de bebés. Ambas instituciones son pesos pesados en el ámbito de la investigación, sin embargo, admiten que no se puede comprobar este vínculo.

Un estudio reciente ha puesto en legítima duda la conexión Zika / microcefalia.

El nerviosismo a causa del Zika afectó los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río, y preocupó a los empresarios de cruceros en Florida, donde se han reportado casos de Zika. La preocupación sigue creciendo.

Planned Parenthood y el resto de la industria del aborto aprovecharon con rapidez esta crisis sanitaria porque estaban desesperados por unir el aborto al Zica y recomendaron el aborto a las mujeres embarazadas en situación de riesgo. Planned Parenthood llegó a contratar a agentes para que fueran de puerta en puerta en Miami, Florida.

El New England Complex Systems Institute ha arrojado nueva luz sobre la situación y ha abierto la posibilidad de que la mencionada relación del Zika, puediera ser prematura.

El estudio evaluó a casi 12.000 mujeres colombianas embarazadas infectadas con Zika. Ninguna de ellas tuvo un bebé con microcefalia. Se informaron cuatro casos de microcefalia en mujeres que no tenían Zika y no formaban parte del estudio.

Sobre la base de alrededor de 60.000 mujeres embarazadas en Colombia con el virus Zika, sin embargo, apenas hubo casos de microcefalia. Si la conexión entre ambos fuera real, debería haber habido un aumento dramático en el número de bebés con microcefalia.

Entonces, ¿quién es el culpable?

Algunos científicos creen que los pesticidas pueden ser la fuente, el piriproxifeno específicamente. Es eficaz en el control de mosquitos, actuando como un larvicida. Interfiere, dicen los investigadores, con el desarrollo de las larvas de mosquitos.

El Piriproxifeno también puede tener un efecto perjudicial en el desarrollo de los bebés en período embrional. Este agente químico se extendió en zonas con un alto índice de microcefalia, incluso lo distribuyeron en el agua potable en Pernambuco, un estado de Brasil donde comenzó la epidemia de Zika. El producto químico se añadió al agua justo antes del comienzo de la epidemia.

Reprinted from the Life Issues Institute.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe