La Casa Blanca acaba de proponer un nuevo mandato que impide que los estados bloqueen fondos del programa “Title-X” para “Servicios de planificación familiar” (también conocidos como empresas pro-aborto). A juzgar por el lenguaje del proyecto de ley, Planned Parenthood sería uno de los mayores benefactores de esta norma.

“El programa “Title-X” atiende a mujeres, hombres y adolescentes para que las personas puedan determinar libremente el número e intervalo entre los hijos,” afirma la norma. “Por ley, los servicios que se brindan a las personas de bajos ingresos tienen poco o ningún costo. Los servicios brindados a través de los centros de salud financiados por el programa “Title-X” ayudan en la prevención de embarazos no deseados y el logro de embarazos que lleven a partos exitosos”.

La norma continúa explicando que se prohibe que los fondos del programa “Title-X” se destinen a servicios de aborto excepto en raras excepciones, pero cualquier financiación federal hacia Planned Parenthood, que realiza más de 300.000 abortos al año, debe causar preocupación para la comunidad pro-vida.

La representante por Tennessee Diane Black sostuvo que este último norma contraceptiva huele a una “artimaña” política.

”Esta última artimaña del Departamento de Salud y Servicios Sociales de la administración Obama no debería sorprender a nadie en absoluto,” sostuvo la representante Diane Black.

“Supimos desde el principio que la Administración Obama haría todo lo posible para proteger a sus amigos en la gran industria del aborto. Después de todo, esta Administración ha utilizado anteriormente maniobras irregulares para llenar los bolsillos de Planned Parenthood con subvenciones de los servicios médicos de Obama y alabó el ‘alto estándar ético’ del centro abortista, incluso después de ser expuesto traficando con partes desmembradas de bebés abortados“, sostuvo Black.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe